• Diario Digital | sábado, 25 de junio de 2022
  • Actualizado 00:00

Sucesos - ligados al "cartel de texis"

Un pastor evangélico, un político de GANA, un capitán y un empresario entre banda robacarros

La estructura conformada por 56 personas intercambiaba las placas de carros robados en El Salvador y Guatemala y los vendían a precios muy por debajo de su valor real.

carro robado 1
Un pastor evangélico, un político de GANA, un capitán y un empresario entre banda robacarros

El tribunal especializado de sentencia realizó la audiencia contra dos miembros de una estructura de robacarros compuesta por 56 personas, que entre 2011 y 2013 robaron a mano armada 65 carros al menos.

Entre el grupo delincuencial sobresalen el pastor evangélico René Boris Pineda Avilés, el capitán del ejército Víctor Cortés, y el empresario Henry Omar Portillo, así como Cristopher Orsini Flores, quien fue en 2012 candidato a diputado por GANA.

Según el detalle de las investigaciones fiscales los sujetos operaban en diferentes zonas de San Salvador y aprovechaban las horas de alto congestionamiento vehicular para despojar –a punta de pistola- los carros a sus víctimas.

Entre otros involucrados se encuentran un buen número de mecánicos, falsificadores y “cazadores” –calificación que les da Fiscalía a los ladrones de carros- entre los que se encuentran además Alberto Alexander Portillo Linares.

Portillo Linares fue capturado en diciembre de 2013 cuando junto con otros tres sujetos intentaba vender dos carros con reporte de robo. Además se le decomisó un vehículo con placas hondureñas que también había sido robado.

Flores, en tanto, fue capturado en abril de este año, luego que se revocaran las medidas sustitutivas que le fueron otorgadas cuando este proceso se encontraba en la etapa de instrucción.

A estos dos últimos imputados, se les responsabiliza el robo y venta de siete vehículos de lujo marcas BMW, Mitsubishi, Honda, Toyota y Nissan que fueron comercializados con placas guatemaltecas.

La forma de operar

Los vehículos robados pasaban unas horas en parqueos o talleres de otros miembros de la misma banda, mientras otro grupo se encargaba de arreglar la situación con las compañías aseguradoras.

Junto con la documentación, los vendedores entregaban un supuesto permiso por tiempo indefinido que aseguraban servía para circular en el país sin realizar el cambio de placas.

Entre los casos que destacó la parte acusadora se encuentra el robo a mano armada al propietario de un carro BMW año 2003 que estaba valorado en $12,000 pero que fue vendido por estos en $4,000.

Dicha estructura criminal fue ligada al “cartel de Texis”, y las investigaciones apuntan a una conexión entre Raúl “Burro” Herrera con este grupo.

El juzgado especializado “C” realizó durante tres días la vista pública contra Flores y Portillo, y en los próximos días dará a conocer la resolución del caso. Otros 10 miembros de esta red se encuentran prófugos de la justicia.

Comentarios