• Diario Digital | lunes, 15 de agosto de 2022
  • Actualizado 12:16

Sucesos - VaradosSV.

Salvadoreño varado 92 días en Estados Unidos: “He pensado en irme por tierra, pero aún no tengo el valor”

Viajó a Los Ángeles para poder comprar unas medicinas y festejar el cumpleaños de su abuelo, sin imaginar lo que le iba a suceder.
Allan Varado
Allan Tejada, uno de los 60 salvadoreños varados en Las Vegas.
Salvadoreño varado 92 días en Estados Unidos: “He pensado en irme por tierra, pero aún no tengo el valor”

Impotencia, frustración, abandono, son algunos de los sentimientos con los que describe su situación Allan Tejada, un salvadoreño que tiene 92 días varado en Estados Unidos. Fue de viaje para comprar medicinas y celebrar el cumpleaños de su abuelo, pero el cierre del aeropuerto por la pandemia lo tiene en la incertidumbre de saber cuándo podrá regresar al país.

Allan cuenta que su estancia en tierras norteamericanas estaba programada del 12 al 23 de marzo y que nunca se imaginó lo que estaba por pasar.

El salvadoreño salió ese jueves 12 a Los Ángeles, sin pensar que en días posteriores se iban a imponer las primeras medidas contra la pandemia. La alerta roja se levantó el 13, el 14 el estado de emergencia, el régimen de excepción y el refuerzo a los puntos ciegos.

El joven salió de El Salvador para poder comprar medicamentos y, de paso, celebrar el cumpleaños 95 de su abuelo.

“Solo venia a traer una medicina personal y aprovechar (para) ver a mis abuelos en Los Ángeles ya que mi abuelo cumplía 95 años (…) como vi que se están poniendo feas las cosas cambié mi boleto para regresar el 16 de marzo”, relató.

Ese 16 tenía programado su regreso pasando por México, pero el señalamiento de que el país azteca mandaba un vuelo con salvadoreños contagiados, lo detuvo. Ese 16, El Salvador prohibió la entrada de todos los vuelos provenientes de México.

“Por suerte logré ver el pleito en la mañana y ya no tomé el vuelo así que compré uno (boleto) para el día siguiente, vía USA con escala en Atlanta”, dijo; sin embargo, al día siguiente “ya estaba prechequeado y mi vuelo salía a las 12:30 am, (pero) el aeropuerto (San Óscar Romero) cerró a las 12am”, se lamentó.

Las disposiciones lo hicieron quedarse en Los Ángeles, pero debido a que sus abuelos eran personas del grupo catalogado como vulnerable, decidió ir a donde un primo en Las Vegas (Nevada).

Ha tenido que reducir gastos

Alimentos Allan 2El dinero que llevaba era limitado y tenía que hacer frente con que en Estados Unidos los precios de las cosas son más elevados, pero debido a la ayuda de buenas personas ha logrado sobrevivir.

“Gracias a Dios ha habido personas de buena fe, incluyendo Dino Safie, el cónsul de Las Vegas, que me han traído canastas de alimentos, tarjetas de $25”, indicó.

(Alimentos que recibió del Consulado).

“A comer puro pollo y verduras, tomar agua y sándwiches (entre risas) que es lo más barato”, agregó. También les han hecho llegar medicamentos.

Uno de los problemas que ha tenido ha sido con la telefónica Tigo, con quienes tiene un plan, pero se queja de que le siguen cobrando roaming, lo que ha elevado sus facturas hasta $80 por cada uno de los tres meses.

“Es un mal necesario estar pagando, ahorita a puras llamadas de WhatsApp estoy y compré un chip para llamar aquí”.

“He pensado mil veces irme vía México”

Una salida de poco más de una semana se convirtió en 92 días de espera, en los que la incertidumbre y las ganas de regresar —como sea— son mayores. “He pensado mil veces irme vía México, por tierra para tratar de llegar, pero aún no tengo el valor”, externó.

Cuando en mayo las autoridades de El Salvador dieron a conocer un plan de repatriación con el que tomarían hasta 14 semanas el regreso de algunos connacionales, la fe disminuyó. “Cuando dijeron que hasta septiembre nos iban a llevar, se pierde la perspectiva, todo granito de fe se termina yendo por la borda. Pero es paja, 90 días después ya es la mano de Dios y la voluntad de las personas buenas que nos van ayudando”.

Dijo tener pocas esperanzas de ser repatriado y que lo que espera es que llegue el 6 de agosto, el día que se abren las operaciones comerciales en el aeropuerto como parte de la fase IV de reapertura.

“Compré un chip de $20 para poder llamar a Delta y hacer el cambio para el 8 de agosto, esperando se cumpla que el 6 ya se pueda aterrizar”.

Lo que saben por los grupos de WhatsApp que ha organizado el Consulado en El Salvador es que son 60 los salvadoreños en esa misma situación en Lasa Vegas.

Allan cerró expresando “nunca me pasó por la mente que 92 días después iba a estar aún varado; solo traía ropa para 2 días”.

Comentarios