• Diario Digital | martes, 17 de mayo de 2022
  • Actualizado 11:45

Sucesos - Cabañas

San Isidro consternado por el asesinato de Oscar Alfredo Moreno, exsíndico municipal

Don Oscar, como de cariño le decían, fue acatado cuando realizaba un viaje de traslado de materiales construcción hacia el cantón San Francisco El Dorado; era dueño de una ferretería y participaba en grupos de la iglesia local para servir a la población. Su muerte ha consternado a todo el pueblo.

 

Oscar Alfredo Guevara Moreno
Oscar Alfredo Guevara Moreno se desempeñó, en el período pasado, como síndico de la alcaldía de San Isidro.
San Isidro consternado por el asesinato de Oscar Alfredo Moreno, exsíndico municipal

Quienes conocían a Oscar Alfredo Guevara Moreno sabían que podían contar con él cuando de solicitarle ayuda se tratara.

Ese fue su sello personal que por muchos años le significó la admiración y el respeto entre los habitantes del municipio de San Isidro, Cabañas.

Sin embargo, ese mismo pueblo que siempre lo admiró hoy llora y lamenta su muerte.

Moreno era propietario de una ferretería en San Isidro, cada vez que alguien llegada a su negocio a comprarle material de construcción, él mismo, se encargaba de hacer los viajes de traslado.

La mañana de este miércoles, eran aproximadamente las 8:00, cuando en uno de esos viajes que realizaba fue asesinado cuando se conducía por el cantón San Francisco El Dorado, situado a 20 minutos de donde tenía la ferretería.

“Es bien feo que pasen este tipo de cosas con las personas que uno aprecia, y la realidad es injusto que pasen este tipo de cosas con personas que no se lo merecen”

Don Oscar, como de cariño era llamado, se desempeñó como síndico de la alcaldía de San Isidro en el período pasado. Sus más allegados cuentan que, desde la comuna, siempre se preocupó por el bienestar del resto de ciudadanos.

“Era una persona muy reconocida en San Isidro, y la verdad, todo el pueblo lo ha sentido porque como persona en la iglesia colaboraba en lo que más podía, igual tenía sus trabajos pero era una buena persona, en realidad no se metía con nadie”, comentó a este medio un conocido.

La muerte de este ciudadano ejemplar ha dejado consternados a todos los pobladores, sobre todo porque las autoridades locales no han brindado explicaciones del por qué fue atacado.

“Él era de las personas que, aunque ya no pertenecía a la alcaldía, y si había una persona que le pedía láminas él se las regalaba”

“Era una persona a la que si usted le pedía ayuda, y si estaba en sus manos para dársela, se la daba; no miraba signos políticos o religiosos”, agregó una fuente consultada.

Es precisamente esa personalidad de Don Oscar que contrasta con su muerte en circunstancias violentas, nadie en el pueblo se esperaba que este ciudadano ejemplar fuera atacado.

“Sí era muy buena persona, nadie tiene nada malo que decir de él. Ayuda hasta el que miraba en la calle, moribundo”, fue otro comentario respecto al exsíndico.

Sin pistas del homicidio

Este medio solicitó más información del caso a la PNC de la localidad, pero no fueron proporcionados por las autoridades.

Algunos habitantes lamentaron la tardía reacción de la Policía, ya que hasta tuvieron que avisarles para que los agentes se movilizaron a la escena del asesinato.

“Es bien feo que pasen este tipo de cosas con las personas que uno aprecia, y la realidad es injusto que pasen este tipo de cosas con personas que no se lo merecen”, aseguró una fuente.

La participación de Guevara Moreno en activadas que buscaban el beneficio de la población lo llevó hasta formar del comité de festejos que organizaba la parroquia local.

Esa confianza, habían llevado a este ciudadano a visitar muchos cantones, sin armas y hacer uso de seguridad pues sabía que nunca le había hecho mal a nadie.

“Él era de las personas que, aunque ya no pertenecía a la alcaldía, y si había una persona que le pedía láminas él se las regalaba”, relató un conocido.

Comentarios