• Diario Digital | lunes, 16 de mayo de 2022
  • Actualizado 12:36

Sucesos - Sujeto narra cómo se ejecutó la tregua

Testigo criteriado en caso Tregua fue uno de los pandilleros que promovió el paro al transporte público de 2015

Carlos Eduardo Burgos Nuila alias “Nalo de Las Palmas” es uno de los principales líderes de la pandilla 18 Revolucionarios, quien ahora ayuda a la Fiscalía a cambio de beneficios.  

Traslado de internos a penal de Izalco/ Foto Centros Penales,
Testigo criteriado en caso Tregua fue uno de los pandilleros que promovió el paro al transporte público de 2015

El principal testigo que tiene la Fiscalía General de la República (FGR) en el caso Tregua es Carlos Eduardo Burgos Nuila.

En realidad, es mejor conocido con su alias “Nalo de Las Palmas”, uno de los principales cabecillas de la pandilla 18 del ala Revolucionarios y que ha sido criteriado para este caso; es decir, que a cambio de su colaboración tendrá algunos beneficios en su condena.

Para la Fiscalía, este testigo es clave en la acusación que ha presentado en contra de 22 personas, que se presume fueron los ejecutores de la tregua entre pandillas establecida entre 2012 y 2013, entre las principales pandillas del país.

“Nalo” es uno de los principales implicados en el boicot al transporte público que afectó a gran parte del país en julio de 2015.

Este sujeto, junto a otro pandillero de la 18, habría ordenado una serie de amenazas a los conductores del transporte colectivo del país, desde el penal de Quezaltepeque, desde donde fraguaron este boicot. Este paro duró casi una semana y dejó a más de 44 rutas sin operar; afectó a más 1.3 millones personas y se cobró la vida de siete motoristas del transporte público.

Cuando las autoridades de Seguridad encontraron que Burgos Nuila había sido uno de los principales autores de este hecho, decidió trasladarlo al Penal de Máxima Seguridad de Zacatecoluca, mejor conocido como “Zacatraz”, y ahora aparece como el principal testigo en el caso tregua.

¿De dónde viene “Nalo”?

Durante la época de la tregua, Burgos Nuila era uno de los cabecillas de la 18-R fuera de las cárceles. Presuntamente, era el líder que dominaba parte de la colonia Zacamil, en el sector de los 400, donde residía antes de ser encarcelado.

Debido a ese liderazgo desde las calles, fue uno de los operadores de la tregua entre pandillas que se encontraba en libertad e incluso portaba un carné que lo identificaba como “mediador del proceso de pacificación”.

Esto data en un expediente fiscal de 2014 que ventila las entrañas de la pandilla 18, donde se expone que “Nalo” realizó tareas tales como recoger armas para una de las “entregas voluntarias” que hicieron los pandilleros durante la tregua, repartir dinero que la pandilla recibió para trabajar en la campaña para las presidenciales e introducir celulares a centros penales.

De hecho, “Nalo” aparece como uno de los protagonistas en un video que dio a conocer un periódico digital en el que participaban líderes de pandillas y el ahora ministro de Gobernación, Arístides Valencia.

En esa conversación, que se llevó a cabo en la sede de la iglesia Anglicana Episcopal, hablan de establecer un proyecto de inversión que tendría como principales beneficiados a los pandilleros.

Ahora, “Nalo” se ha convertido en la pieza clave para que la Fiscalía logre enjuiciar a 22 personas en el caso tregua, entre las que destacan el mediador de ella, Raúl Mijango, el exdirector de Centros Penales, Nelson Rauda y varios directores de penales como el de Zacatecoluca y Cojutepeque.

Comentarios