• Diario Digital | domingo, 05 de febrero de 2023
  • Actualizado 16:59

Sucesos - Continúa juicio

Tribunal admite 125 escuchas telefónicas como prueba contra jueces procesados por corrupción

Según la Fiscalía General de la República (FGR) en esas grabaciones de llamadas se comprueba que los tres jueces hacían negociaciones para favorecer a los procesados que juzgaban.

proceso contra jueces
Tribunal admite 125 escuchas telefónicas como prueba contra jueces procesados por corrupción

En el sexto día que se celebra el juicio contra tres exjueces de San Miguel acusados de pertenecer a una red de corrupción, el Juzgado Tercero de Sentencia de San Salvador determinó aceptar como prueba los audios de 125 CD, pese a que la defensa argumentó en reiteradas ocasiones que no se debían incorporar porque no habían sido mencionadas por ningún testigo.

De acuerdo a la Fiscalía General de la República (FGR), los audios son prueba fundamental para comprobar las negociaciones que los exjueces Jorge González Guzmán, quien tenía a cargo el juzgado Especializado de Instrucción; Enrique Alberto Beltrán Beltrán, del Juzgado Especializado de Sentencia, y José Rodolfo Castillo Morales, quien fungía como suplente del juez Beltrán tenían con sus clientes.

Los argumentos de la defensa no convencieron al colegiado, que aceptó las escuchas telefónicas como pruebas y a partir de ahí se escucharon las grabaciones de siete llamadas telefónicas que están guardadas en dos CD. Aunque los juzgadores no han hecho comentarios al respecto, entre los audios desfilaron dos llamadas que un juez hizo con una pareja sentimental en las que se resaltan en su mayoría aspectos personales.

Los juzgadores son señalados de favorecer arbitrariamente a pandilleros y narcotraficantes en 12 casos a cambio de dinero como parte de las acciones de una red de corrupción que fue desmantelada en el año 2015.

Declaró un testigo "hostil"

En la instalación de esta vista pública desfiló el testigo del caso No. 27, quien trabajó como supervisor operativo de los custodios en los juzgados especializados de San Miguel y quien fue declarado como "hostil" luego de que se resistiera a contestar las preguntas que se le hacían.

El testigo fue evasivo en sus respuestas hasta que el Ministerio Público solicitó declararlo hostil para poder realizar un cuestionario con una técnica diferente.

Fue en ese momento que el testigo identificado como Wilber R. declaró que González, uno de los exjueces procesados, es su amigo y que fue él quien lo llevó a trabajar a la Corte.

Entre las entradas que se registran en las bitácoras los días en los que estuvo a cargo figura la de Luis Eduardo Franco Arévalo, quien es miembro de la banda de narcotraficantes "Los Garrobos", que supuestamente recibió varios favores de estos exjueces a cambio de dinero.

El testigo aseguró que Franco ingresó a los tribunales el 27 de enero de 2014 al medio día y que permaneció dentro por 10 minutos y la relevancia de ese caso radica en que la Fiscalía tiene una llamada que Franco realizó a la salida de ese lugar con otro miembro de la banda, a quien le explicaba que no había cerrado negocio con el exjuez González porque le cobraba un precio muy alto para dejarlo bien librado en un proceso en su contra.

Este martes continuarán las escuchas telefónicas que el juzgado aprobó y ya tiene en agenda de una vista pública que podría durar hasta un mes, según la estimación de las partes implicadas.

Comentarios