Imprimir

El gesto humanitario de Marvin y Moisés, los taxistas que llevan gratis a niños enfermos al Bloom, ISRI y Pediatría Zacamil

Mauricio Pineda | 22 de julio de 2019

Moisés Ramos (izquierda) junto a Marvin Díaz, ambos han puesto a disposición sus vehículos por una noble causa. Fotos Mauricio Pineda.
Moisés Ramos (izquierda) junto a Marvin Díaz, ambos han puesto a disposición sus vehículos por una noble causa. Fotos Mauricio Pineda.

Luego de haber obtenido el apoyo de buenos salvadoreños, Marvin Díaz junto a Moisés Martínez, uno de sus compañeros taxistas, continúan transportando de manera gratuita a padres y sus hijos enfermos al Bloom, ISRI y la Pediatría del Zacamil

 

 

Marvin Díaz se convirtió en todo un personaje de las redes sociales luego de conocerse su historia, el hombre es el único taxista de San Salvador que no le cobra a los padres de familia por llevar a sus hijos enfermos al hospital Bloom.

A su causa se ha sumado otro taxista, Moisés Ramos.

Ese gesto humanitario hacia los demás, su sencillez y la humildad que lo caracteriza y que refleja su personalidad, le han significado un sin número de comentarios positivos para su buena acción.

El Salvador Times, al igual que otros medios de comunicación, presentaron su historia; pero fue este medio quien regresó para darle continuidad a la historia de este taxista.

El punto de encuentro para la entrevista nuevamente fue el parque San José, ahí donde ocurrió la primera plática conocer su singular historia a casi un mes de haberse publicado.

Regresamos y le preguntamos, ¿qué había sucedido con su vida?.

"Me siento muy contento por la ayuda y buenos comentarios de muchas personas; hay quienes me han ayudado con el aire acondicionado del vehículo porque estaba fallando y generaba incomodidad a los niños", explica.

Al igual que él, un buen samaritano le ayudó a resolver ese problema; otras personas le han provisto combustible para que eso no sea obstáculo para continuar llevando a los niños enfermos al Bloom gratis.

“Todo surgió hace dos años cuando Mateo (su único hijo actualmente de cuatro años) se enfermó; el vecino me ayudó para llevarlo al Bloom, le llamaban Guaro. A saber qué hubiera sido de mi niño sin su ayuda. Cuando quería recompensarlo me dijo que no, que iba a necesitar el dinero para el regreso”, relata Marvin.

De esa forma resumió qué fue lo que lo motivó a replicar ese gesto humanitario con el resto de padres y madres de familia que tienen enfermos a sus pequeños y que no cuentan con recursos económicos (como ocurrió con él) para movilizarse hacia el hospital de niños.

El servicio gratis ahora incluye viajes al ISRI y al Pediátrico Zacamil

El hombre dice que las bendiciones recibidas, y el gesto de buena voluntad que ha recibido de parte de otros salvadoreños altruistas que le ha servido para darle mantenimiento al vehículo, lo ha motivado a extender el servicio de taxi gratuito para niños enfermos que necesitan ser llevados al Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral (ISRI) o hacia la Unidad de Pediatría del Zacamil.

“El servicio directamente lo tenía para el Bloom, pero hay veces vienen personas que van al ISRI; déjeme decirles que también se los voy hacer gratuito si van al ISRI o a la pediatría del Zacamil igual se los haré gratuito, todo cuando sea para los niños enfermos porque la ayuda es para ellos”, dijo.

La idea de proporcionar el viaje a otros centros de atención ya fue puesta en marcha.

“Igual todo el que venga y me pregunta si sólo para el Bloom, igual yo lo voy a dejar de forma gratuita; siempre busquen el carrito azul o que pregunte por Marvin Díaz”, dio a conocer.

Moisés Ramos, otro taxista que se suma a la causa

A la iniciativa de este salvadoreño se ha sumado uno de sus compañeros taxistas, Noé Moisés Ramos Martínez, de 28 años.  

“Decidí unirme a la causa por tanta necesidad que hay en los niños enfermos y por la necesidad que tienen las personas de escasos recursos para transportarse; aquí venían a preguntar que cuánto les cobramos por carrera, nosotros les decíamos $5 dólares, algunos siempre decían sólo $3 tengo y vengo de lejos. La necesidad y ver a los niños cómo estaban de enfermos nos conmovió el corazón”, cuenta Martínez.

El joven, padre de familia, vio reflejado en los rostros de esos niños enfermos la mirada de sus dos hijos, de ocho y dos años. Eso dejó su corazón muy sensible.

“Si la gente que quiere buscarme que pregunten por Moisés, igual a los clientes les doy mi tarjeta y ya; siempre pongo el rotulito en el carro (Viajes gratis al hospital Bloom: niños y niñas), está disponible el servicio de taxi gratis para los niños, están bien rotulados los vehículos”, detalla.

Y aunque estos amigos aseguran que la "taxiada" regular no siempre anda bien, dicen que el servicio gratuito para los niños lo seguirán ofreciendo.

“La gente se ha interesado por estas obras, la gente se conmueve y trata de ayudar; nosotros decimos que con un granito de arena se hace la diferencia”, manifestó Martínez.

A ellos se les puede ubicar de lunes a domingo desde las 5:30 de la mañana hasta las 8:30 de la noche a un costado del parque San José, sobre la 6ª. Avenida Norte, entre la 1ª. y 3ª. Calle Poniente de San Salvador.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/servicios/gesto-humanitario-marvin-moises-taxistas-ponen-disposicion-vehiculos-llevar-ninos-enfermos-forma-gratuita-bloom/20190720175808060861.html


© 2020 El Salvador Times