• Diario Digital | viernes, 03 de julio de 2020
  • Actualizado 14:45

Qué debe hacer el gobierno ante la crisis fiscal

Qué debe hacer el gobierno ante la crisis fiscal

No cabe duda que este gobierno está integrado por funcionarios que son militantes, caracterizados por su dogmática obediencia al partido, con ideología de izquierda y por su falta de preparación académica. Esto provoca que su desempeño administrativo deje en evidencia sus falencias.

La crisis no es nueva, pero se ha agudizado, quizá porque en lugar de tomar medidas para controlarla, el gobierno de izquierda ha querido siempre culpar a los gobiernos de derecha, no asumiendo responsabilidad aún cuando el endeudamiento que traemos de la guerra fue producto de ellos mismos, cuando iniciaron destruyendo la infraestructura del país y provocando muerte y zozobra. Si se piensa en continuar  con más préstamos, sin tomar medidas de ahorro; terminaremos por convertirnos en otra Grecia.

En lugar de promover enfrentamientos entre los tres órganos del estado, se deben tomar medidas urgentes, como la reducción del tamaño del estado, es decir tomar como base los más de cincuenta mil activistas políticos que tienen contratados desde 2009.  Eliminar todas las partidas de publicidad, los programas de tinte político, pues pretenden comprar voluntades, NINIS etc. Focalizar subsidios eliminar gastos superfluos, comilonas, bebidas alcohólicas en los eventos del gobierno, viajes, tratamientos médicos en el extranjero, carros de lujo 4x4, Etc. Etc. En nuestra historia el Gral. Maximiliano Hernández Martínez, quien fue un estadista, a quienes los comunistas recuerdan, por haber sofocado la rebelión de 1932. Se caracterizó por su austeridad, honradez y firmeza. No sólo fue el gobierno que logró pagar toda la deuda externa del país, sino que puso bajo control la delincuencia. Tomó medidas de austeridad, disminuyendo los salarios de los empleados públicos a la mitad; entre otras cosas. Si ahora se toma una medida así veríamos como se reduce automáticamente el gasto público. Sólo se podrían dejar los salarios menores de $800.00USD sin tocar. 

Antes de pensar en adquirir más deuda, es necesario demostrar que hay más ahorro, con medidas visibles, pues hemos visto ya que el fmln miente, firma documentos, se compromete y nunca cumple; por lo tanto, no podemos esperar que ahora si lo hagan. Ante la actual irresponsabilidad de aprobar con sus aliados políticos, presupuestos desfinanciados y mentirosos, estamos viendo como utilizan como medida de presión para la aprobación de préstamos el no pago del FODES a las alcaldías. Ahora es cuando deben actuar los mecanismos de control jurisdiccional ante esta clase de comportamientos delictivos.

Estamos viendo en América el cambio de los gobiernos de izquierda por gobiernos de derecha lo que indica que Centroamérica no será la excepción, incluso en USA, los Demócratas no serán rival para los Republicanos. De ser así, El Salvador cambiará de nuevo para un gobierno progresista de derecha. Cabe entonces preguntarse si no podríamos esperar algo mejor, ya que, gracias a las últimas sentencias de inconstitucionalidad, esperaríamos candidatos diferentes a los tradicionales.

El Salvador, se ha estremecido, luego de las últimas Sentencias de Inconstitucionalidad, gracias a Dios: pues nos han librado de impuestos indebidos, funcionarios ilegítimos, fraudes constitucionales, endeudamiento excesivo, pero sobre todo porque a luz de los acontecimientos; se deberán considerar muy probablemente, nuevos perfiles para los candidatos a cargos públicos de elección primaria y secundaria.

Está claro que al no existir más la Ley de Amnistía y al no haber prescrito los delitos que fueron amnistiados, no sólo se podrán abrir de nuevo esos casos y llevarlos a los tribunales; sino más importante aún, esperamos que las personas que tengan en su pasado, ser combatientes y haber participado en crímenes de guerra o que se presuma su participación directa e indirecta, se les inhabilite para ser candidatos a cargos públicos; porque no podrán cumplir los requisitos de honradez y moralidad notoria.

De igual manera, estamos acostumbrados a ver funcionarios que ocupan cargos donde se exige según la Constitución Política de El Salvador, requisitos de instrucción notoria y es evidente que carecen de ella, al escucharles y por la forma en que leen y se expresan.

Por cuestiones de ética, nunca se debió permitir que se presentaran como candidatos, comandantes y combatientes de ambos grupos beligerantes. Ahora hay más de cincuenta mil excombatientes en el gobierno y diferentes órganos e instituciones del estado, gozando de impunidad.

Sobre la Asamblea Legislativa recae la responsabilidad de legislar lo relativo a las próximas elecciones: dándole cumplimiento a todas las sentencias de la CSJ y respetando la voluntad ciudadana expresada mediante el sufragio de todos los salvadoreños aptos para votar. Pero sobre todo dejar claro que se permita la apertura de urnas y el recuento voto por voto, par ano volver a sufrir de fraudes denunciados y jamás aclarados por los oscuros procesos de un TSE no transparente y muy probablemente favorecedor de la izquierda.