• Diario Digital | domingo, 08 de diciembre de 2019
  • Actualizado 16:12

Los Premios Nobel

Los Premios Nobel son otorgados en Medicina, Física, Química, Literatura, Premio Nobel en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel -el cual es erróneamente llamado Premio Nobel de Economía- en Estocolmo, Suecia y el de La Paz en Oslo, Noruega, por el Comité de Los Premios Nobel, un Comité formado para que se desarrolle el evento de La Entrega a Los Premios Nobel que son otorgados anualmente el 10 de diciembre en La Alcaldía de Estocolmo y el de la Paz en Oslo, Noruega. Cada 10 de diciembre se recuerda la fecha de su muerte.

El premio Nobel de Medicina es el primero en ser nombrado, el martes 3 octubre de 2017 se revelará el nombre del ganador del Nobel de Física; el miércoles 4 de octubre, de Química; el jueves 5 de octubre, de Literatura; el viernes 6 de octubre, de La Paz y el próximo lunes 9 de octubre, el de Premio Nobel en Ciencias Económicas, causan una gran expectativa los nombres pues es de gran prestigio además del más de millón de dólares de premio, pero ese prestigio se convierte en dólares, pues es sabido que los ganadores obtienen -al menos- cien millones de dólares, exceptuando los de La Paz aunque uno que otro ganan mucho dinero.

Como es conocido, los Premios Nobel fueron fundados a la memoria de Alfred Nobel, un industrial sueco, nacido de entre ocho hermanos. Sus invenciones podían, por una parte, ser usadas con fines bélicos, pero por otra parte, celebraba la paz. Este dualismo puede decirse que es la base para el diseño de sus ordenanzas testamentarias sobre el propósito del Premio Nobel de "traer a la humanidad el mayor beneficio" y el premio especial para la paz.

No en vano trabajó en distintos países, hablaba cinco idiomas muy fluidamente: sueco, ruso, inglés, francés y alemán, en todos esos países tenía fábricas y conocía los lugares muy bien, cuando viajó a los Estados Unidos obtuvo el mérito que le otorgaba su trabajo, como el descubridor de la dinamita.

Esto le creó a Nobel problemas pues al descubrir la dinamita la quiso comercializar en USA pero lo quisieron despojar de su invento, inclusive fue demandado judicialmente por ello, pero Alfred Nobel se las arregló para salir victorioso de La Corte estadounidense y su patente, la dinamita, fue conocida en todas partes.

Alfred Nobel nunca se casó, no tuvo descendientes directos pero puso un anuncio en un diario de Viena en 1876: Un hombre mayor y muy rico, que vive en París, busca una dama conocedora del idioma, al mismo tiempo, de edad adecuada, como secretaria y administradora del hogar. Entonces le respondió la condesa Bertha Kinsky a la cual concedió el trabajo, con quien entabló una amistad larga y entrañable.

Ella, Bertha Kinsky, le otorgó a Alfred Nobel el don de la paz, ella obtuvo el premio Nobel de La Paz en 1905, cuando él tenía nueve años de muerto, Bertha se llamaba entonces: Bertha von Suttner, que era su apellido de casada.

Cuando Alfred Nobel murió poseía más de 93 fábricas en más de 20 países, entre estos Francia, que quiso tomarse la fortuna de Alfred Nobel pero una vez más ganó el gobierno sueco pues la ley francesa aceptó “que un hombre donde tiene sus caballos es ahí su casa” y Alfred Nobel tenía sus corceles rusos en Björkborn en la afueras de Karlskoga, un municipio del centro de Suecia.

El elemento con número atómico 102 “Nobelium” de la Tabla Periódica de los elementos lleva el nombre en honor de Alfred Nobel. Es muy interesante la vida de Alfred Nobel, si usted está interesado en seguir leyendo sobre él, le sugiero que busque más en Wikipedia y ahí encontrará más obras sobre él.

Ahora no escribo cuestiones políticas, escribo sobre Alfred Nobel, por ser este un ser grandioso de los suecos y por ser este conocido en todo el mundo, yo he estado en Björkborn, Karlskoga, en 1990, lugar donde residía y tenía una fábrica Alfred Nobel, pero desde anteriormente me llamaba el deseo de conocer sobre él y se me cumplió, en 1995 pude observar -de lejos- los banquetes Nobel, es un espectáculo ver todo eso y ver la gente emocionada como disfruta, Alfred Nobel es y será un grande entre los grandes.