• Diario Digital | martes, 10 de diciembre de 2019
  • Actualizado 16:42

Con  $3 billones al año se  cambia el mundo

Con  $3 billones al año se  cambia el mundo

Desde los inicios de nuestra civilización, ha sido una práctica usual el apropiarse de lo de otros para llenar nuestros gustos y necesidades.

Las tribus combatían entre ellas por territorios que fueran propicio para la caza y la pesca. Las invasiones desde las estepas desplazaban a los grupos sedentarios para apropiarse de sus cultivos y los animales de crianza que servía de alimento. Era una acción básica para saciar el hambre, pero además se quedaban con las mujeres y los utensilios o herramientas de labranza, para la pesca y la caza, era un botín.

Esas prácticas han ido evolucionando conforme avanza la sociedad en sus diferentes etapas históricas. Hoy se  domina  más por la persuasión y alienación. Y eso no es privativo solamente de la civilización occidental, eso es la cultura del mundo.

Si nos ubicamos en el siglo 21 y los grandes avances de la ciencia y la técnica, así como el desarrollo de nuestras sociedades, pareciera que hemos llegado al punto de la perfección en la producción de utensilios que nos faciliten la vida. Una vida plena, saludable, feliz, un equilibrio con equidad y bienestar; pero como afirma el profesor  Jeffrey Sachs , experto en desarrollo sostenible; asesor de naciones unidas y de muchos países que han logrado sustanciales mejoras en su economía, en la sociedad y en el medio ambiente: “ Llegamos a un período de desigualdad sin precedentes y asombroso, al mismo tiempo que un período de riqueza y productividad sin precedentes. La violencia, los conflictos, el gasto militar, de seguridad y la pérdida de vidas cuestan al mundo $ 13 billones / año. Mientras que el costo de lograr el desarrollo sostenible es de alrededor del 3% de la producción mundial, o $ 3 billones al año"

El desarrollo sostenible es la satisfacción de las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras. Desde ese enfoque es que la red de soluciones para el desarrollo sostenible (SDSN) que preside el profesor Jeffrey Sachs  pretende movilizar la experiencia científica y técnica de la academia, la sociedad civil y el sector privado en apoyo de la resolución de problemas a escala local, nacional y global.

“Esta Red de Soluciones acelerará el aprendizaje conjunto y ayudará a superar la compartimentación del trabajo técnico y normativo mediante la promoción de enfoques integrados a los desafíos económicos, sociales y ambientales interconectados que enfrenta el mundo”.

El profesor Sachs: destaca que si dividimos la riqueza del mundo por igual, hay un promedio de $ 17,000 en este planeta por persona, que es más que suficiente para vivir de manera sostenible. Sin embargo, 2.043 multimillonarios tienen entre ellos 7,7 billones de dólares en riqueza… El costo de lograr el desarrollo sostenible es de alrededor del 3% de la producción mundial, o $ 3 billones al año"

O sea que hay suficiente para financiar los objetivos del desarrollo sostenible;  si las personas y consorcios económicos  están dispuestos a ajustar prioridades y trabajar de manera significativa conjuntamente, así se ahorrarían los 13 billones que cuesta atender la guerra, la violencia, la inseguridad y la muerte de tantos seres humanos.

“Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, expone una visión de futuro ambiciosa y transformativa, elaborada en un proceso de consultas públicas y de interacción con la sociedad civil y partes interesadas en todo el mundo, con especial atención a la opinión de los más pobres y vulnerables.

La pregunta es  ¿Quiénes y cómo se convence a los poderosos dejar su juego de dominación para lograr la convivencia armónica y la prosperidad?