• Diario Digital | domingo, 15 de diciembre de 2019
  • Actualizado 23:13

Periodismo en el día de la Libertad de Prensa

Periodismo en el día de la Libertad de Prensa

La UNESCO declaró cada 3 de mayo el día de la liberad de prensa, en El Salvador celebramos el día de la cruz, no como un acto simbólico de las muertes provocadas por la violencia imperante de las pandillas. Se trata de un sincretismo religioso heredado de los españoles y la cultura de sometimiento que impusieron a nuestros ancestros al imponerles a la fuerza una fe importada, matizada con los temas de la fertilidad de la tierra y el inicio de las lluvias de mayo, con el cambio de estación y la cosecha de la época de abundantes lluvias.

La libertad de expresión en El Salvador, quizá sea  una realidad formal, nadie puede negar que en los últimos se le haya coartado su derecho a expresarse libremente. Hay que tener claro que hacer uso de la libertad de expresión que es otro concepto diferente, pues es un acto individual y no exime a nadie de la responsabilidad individual de responder por lo expresado, ya sea estas expresiones falsas o ciertas, el que acusa a alguien está obligado inmediatamente a comprobar los expresado, y quien presenta o inventa pruebas falsas se somete al imperio de la ley, por falsedad documental.

De igual manera no se puede bajo amenazas obligar a alguien a que declare lo que no sabe, incluso ofrecer el polígrafo (practica anacrónica que hoy día ya no es funcional) utilizada por las dictaduras militares y parte del pensum de la Escuela de la Américas, utilizadas en el pasado.

El periodismo pasa por una etapa compleja en El Salvador, la noticia es vista como mercancía e incluso en los puestos de edición y redacción están al frente periodistas que muy probablemente perdieron el rumbo, no dudo que ha quienes se mantienen fieles a la profesión, pero ha sido plagado de personas que ven en la noticia una forma de hacer dinero que el interés humano de informar.

De hecho hace años cuando habían periodistas en las salas de redacción, uno podía darse el lujo de acudir a sus jefes para solicitarles un consejo de como abordar una nota que uno considera compleja por las posibles implicaciones y les presentaba las fuentes consultadas, y recibía salidas y abordajes con enfoques oportunos, pero hoy día eso se ha perdido, te encuentras que al frente de los medios de comunicación hay en las salas de redacciones administradores de empresa, economistas e incluso supuestos analistas y ex funcionarios públicos, aquel lema de zapatero a tus zapatos no se aplica en la profesión del periodista.

Quizá seamos los mismos periodistas los responsables, primero hay que entender que la profesión es sacrificada y que pretenda hacer dinero haciendo periodismo, que se dedique a otra actividad, lo segundo es que el periodismo requiere de constante conocimiento y actualización, quien cree que haber ido a la universidad y haber obtenido un diploma es suficiente para hacer periodismo se equivocó. El mundo está experimentando contantes cambios y el periodismo es vivo como los códigos están en permanente cambios, la práctica como criterio de la búsqueda de la verdad.

Nuestro trabajo es de constante investigación y describir el mundo contemporáneo, que esta en cambio continuo, dinámico y revolucionario, día a día mientras se conmemora el día de la libertad de prensa debemos estar pendientes de todo y prever el futuro cercano por eso es importante estudiar y aprender constantemente.

Tengo amigos de grandes cualidades humanas que estudiaron periodismo en la Universidad de El Salvador, allá por 1988, que sobresalieron y se mantienen vigentes hoy día y otros con los que empezamos a ejercer el periodismos a finales de los ochenta y principios de los noventa, que con el paso del tiempo se desvanecieron de la nada , creían muchos en su dotes naturales , pero esa capacidades se agotan en poco tiempo y se quedaron sin recursos y dejaron de trabajar, pasaron por algunos medios de comunicación , que cada diez años recicla a su personal y los despiden en los que se conoce como “despidos legales” difícilmente vez en El Salvador a periodistas de avanzada edad como en otros países haciendo periodismo y preguntando en las conferencias de prensa, recibiendo el respeto de los colegas jóvenes.

En el día de la libertad de prensa, mi opinión es que no puede haberla, sin que haya un buen periodismo en El Salvador, sin que no exista la claridad de que no se puede hacer periodismo al margen de los seres humanos, sin la sensibilidad de los acontecimientos y la claridad de la importancia de ellos, nadie tiene el derecho de escribir sobre algo, con los que jamás han tenido contacto. No se puede haber libertad de prensa, negando la virtud de los jóvenes periodistas que quieren desarrollarse y exigirles experiencias, si no se les brinda esa oportunidad, ni tampoco si desechamos la experiencia acumulada de los periodistas antiguos.