• Diario Digital | viernes, 07 de octubre de 2022
  • Actualizado 12:25

Apuntes sobre la propuesta de nueva constitución para Chile

Cuando me tocó decidir entre el apruebo y rechazo en la primera etapa del plebiscito, reflexioné y decidí dar el voto por un cambio de constitución. Pensé que esto detendría la polarización y violencia social surgida desde octubre de 2019. Me equivoqué.
Apuntes sobre la propuesta de nueva constitución para Chile

Hace unos días di una opinión en mi cuenta de Facebook sobre la situación de violencia social en Chile. Esto encendió la furia de un contacto que me intentó cancelar por así decirlo. Me dijo que yo llevaba fuera de Chile muchos años y que no tenía derecho a opinar. Que no debía opinar nunca más y que no desinformara. Obviamente contesté en base a que nadie me quitaría el derecho a opinar sobre Chile pues, aunque viva fuera y no quiero volver en mi vida a dicho país, tengo el derecho de expresar mi visión sobre la situación de violencia social. Este contacto que pertenece a los seguidores del actual gobierno de Boric y votará apruebo este 4 de septiembre demostró el nivel de fanatismo de la gente de la izquierda en Chile. Alienados por tanta propaganda de la izquierda y su cultura de la victimización la cual han sabido usar los grupos del apruebo demostrando un nivel de violencia a la hora de enfrentar críticas hacia la propuesta de esa constitución. Lo pueden ver en los comentarios en los medios digitales en Facebook y Twitter.  La persona que me enfrentó era una sobrina. Queda claro que la política divide, como lo hace esta propuesta, redactada por personas como mi sobrina quienes se hunden en un extremismo ciego e intolerante hacia otras posturas lo cual queda expuesto en los artículos de dicho documento que leí y los cuales expongo en este escrito y que me dan la justificación, desde mi razonamiento, para votar rechazo.

Jamás he sido de derecha ni he defendido ninguna dictadura de esa ideología. Hijo de un padre que fue bloqueado laboralmente por su militancia política y quedó condenado a ser un exiliado y despatriado y yo junto a él. No tengo nada contra gays, feministas, comunistas, lesbianas, indígenas o cualquier grupo organizado o no. En lo personal, soy una persona que se rige por el pensamiento asocial.  La molestia hacia cualquier forma de fanatismo y expresión de ignorancia es lo que obliga a exponer sin tapujos estas formas de visión cuando tratan de imponerse por cualquier medio sobre los demás.  Ahora hay que expresar estos temas personales para que la cultura de la cancelación, la censura de los fanáticos y las falsas acusaciones de ser “facho pobre”, racista, homofóbico o misógino la cual hacen los difamadores ocultos tras perfiles falsos como Mr. Wolf y otros del comando la extrema izquierda en un intento de brindarse contra cualquier crítica. Buscan destruir posturas diferentes con mentiras no sobre la verdad absoluta, sino sobre la opinión disidente y diferente es lo que la izquierda ha sabido usar en el conflicto ideológico actual.

Cuando me tocó decidir entre el apruebo y rechazo en la primera etapa del plebiscito, reflexioné y decidí dar el voto por un cambio de constitución. Pensé que esto detendría la polarización y violencia social surgida desde octubre de 2019. Me equivoqué en mi análisis que esta acción política llevaría a la redacción de una Carta Magna humanista, equilibrada políticamente, moderna y no ideologizada. Una propuesta que uniera a todos y no hubiera grupos favorecidos por ningún tipo de favor político.  Me equivoqué ya que no pude visualizar en mi mente que el extremismo podía llegar al nivel de odio entre las extremas incrementando una violencia verbal y vandalismo por parte de la izquierda.

El problema radicó que muchos pensamos que los elegidos como constituyentes estaban a la altura para redactar dicho documento y que eran realmente independientes. Faltó interés por parte de los electores para poder identificar el engaño de estas personas quienes realmente no eran más que parte de todo el grupo de la izquierda extremista solo que con diferentes nombres en las agrupaciones que postularon para la convención constitucional.

La coyuntura polarizada en ese periodo histórico llevó a que un grupo ideológico unido por una visión radical con un discurso fanatizado terminara con una constitución que en vez de unir divide a los chilenos. Estos extremistas de izquierda ocultos tras las nuevas máscaras de grupos conectados a la visión de la izquierda extrema están totalmente alineados y creyéndose ya ganadores por haber puesto en jaque al gobierno de Piñera. Estos constituyentes se vendieron por medio de la propaganda al votante como los pensadores buena onda y con nuevas ideas. No eran los políticos de antes, pero resultaron venir con las mismas malas mañas. El caso del convencional de izquierda Rojas Vade, quien fue descubierto haciéndose pasar como que tenía cáncer, nos da un parámetro de algunas personas que llegaron a esa convención. El punto es, que más allá de esa escandalosa mentira, Vade representa el discurso de esta izquierda que se tomaba fotos con fogatas y la destrucción en medio de las calles de Santiago, con banderitas de los palestinos y con frases relacionadas a su supuesto cáncer. Una oda a la violencia social y la cultura del enfrentamiento social como eje de la historia.   

Estos convencionales con su discurso resultaron ser reproductores de una visión revanchista y de odio social. Desde los comentarios de Bassa y Loncón se puede ver un enfrentamiento directo de Bassa hacia Carabineros y las Fuerzas Armadas, dejando claro la intensión de buscar desarticularlos y; de la segunda, Elisa Loncón, una obsesión con el tema de una nación mapuche llamada el Wallmapu y su creación como fin último y meta de superioridad institucional sobre el Estado chileno. Desde ahí se podía percibir el separatismo de los sectores mapuches en sus movimientos políticos al interior de esa convención.

Todo el resentimiento de los líderes de esa izquierda jacobina de la convención puede tener una validez, ya que le izquierda sigue con la idea de lucha de clases como forma de toma del poder. Eso va en su gen ideológico y no importa que traten de actuar como defensores de la democracia occidentales y sus valores. La realidad siempre será otra y el ejemplo de la toma del poder de los Talibanes en Afganistán mostró nuevamente ese odio hacia EEUU. Son sus seguidores militantes en redes sociales quienes hablan por ellos con celebraciones por cualquier situación que exponga a EEUU como el famoso y trillado “imperio” siendo derrotado por los guerrilleros (no terroristas) talibanes. Posteriormente la invasión de la Rusia de Putin a Ucrania fue el acto más vergonzoso de esa izquierda al tratar de justificar ese conflicto. Donde gente con el arbolito y el apruebo en sus perfiles en Twitter acusaban de nazi al gobierno ucraniano y maquillando al invasor ruso.  Esas son las personas de la izquierda que han redactado ese documento donde queda reflejado las perspectivas de género en toda esa constitución la cual es otro tema que divide las actuales sociedades y el indigenismo donde exponen claramente en los primeros artículos de esa constitución la definición “naciones” indígenas.

Algunos apuntes sobre la propuesta de constitución para Chile.

“Nosotras y nosotros, el pueblo de Chile, conformado por diversas naciones, nos otorgamos libremente esta Constitución, acordada en un proceso participativo, paritario y democrático.”

De esta forma, se presenta esta propuesta de constitución para Chile. En un fondo color morado, el color de feminismo de izquierda y con una bandera partida en pedazos, donde aquellos, que escribieron este documento, demuestran su fanatismo con el uso del lenguaje inclusivo como gran novedad y queda plasmado como casi un uso obligatorio en algunos artículos obligando a violentar las reglas gramaticales del español por una forma ideologizada que solo estos grupos utilizan para comunicarse.    

Artículo 1 1. Chile es un Estado social y democrático de derecho. Es plurinacional, intercultural, regional y ecológico. Artículo 2 1. La soberanía reside en el pueblo de Chile, conformado por diversas naciones.

Chile nunca ha sido un estado federativo y jamás ha estado formado por diversas naciones. No existe ninguna característica desde las ciencias políticas para definir a una comunidad indígena chilena como nación. Así comienzan toda una serie de artículos de esta constitución que buscan generar un engaño semántico para hacer pensar a los menos ilustrados que se da esta situación en el territorio chileno de “diversas naciones”.

Artículo 5 . 1. Chile reconoce la coexistencia de diversos pueblos y naciones en el marco de la unidad del Estado.  Nuevamente se habla en busca de posicionar en el documento la idea de naciones. Esto no quiere decir que no haya otros pueblos o etnias que deben tener todos los derechos y deberes igual a cualquier ciudadano chileno. La idea es la igualdad de derechos y la dignidad de las personas.  Artículo 7 Chile está conformado por entidades territoriales autónomas y territorios especiales, en un marco de equidad y solidaridad, preservando la unidad e integridad del Estado. El Estado promoverá la cooperación, la integración armónica y el desarrollo adecuado y justo entre las diversas entidades territoriales. Artículo 12 1. El Estado es plurilingüe. Su idioma oficial es el castellano. Los idiomas indígenas son oficiales en sus territorios y en zonas de alta densidad poblacional de cada pueblo y nación indígena. El Estado promueve su conocimiento, revitalización, valoración y respeto. Artículo 13 1. Son emblemas nacionales de Chile la bandera, el escudo y el himno nacional. 2. El Estado reconoce los símbolos y emblemas de los pueblos y naciones indígenas.

La idea de conformar entidades territoriales autónomas y territoriales especiales usando la palabra “equidad” y “solidaridad” es parte de la semántica ideologizada de un grupo que piensa que son los buenos de la historia. Tan buenos para querer sentar las bases del separatismo en una realidad de violencia étnica-social que ha llevado al arresto de Héctor Llaitul y la situación de violencia en sur de Chile. La fantasía de esta izquierda en creer que van a construir una sociedad solidaria con personas violentas que hasta insultan a Boric nos deja ver su miopía en insistir que esa propuesta es la más adecuado para un momento de caos social y étnico en Chile. Aceptar banderas y otros símbolos termina dando más fuerza al separatismo mapuche de izquierda.

Artículo 34 Los pueblos y naciones indígenas y sus integrantes, en virtud de su libre determinación, tienen derecho al pleno ejercicio de sus derechos colectivos e individuales. En especial, tienen derecho a la autonomía; al autogobierno; a su propia cultura; a la identidad y cosmovisión; al patrimonio; a la lengua; al reconocimiento y protección de sus tierras, territorios y recursos, en su dimensión material e inmaterial y al especial vinculo que mantienen con estos; a la cooperación e integración; al reconocimiento de sus instituciones, jurisdicciones y autoridades, propias o tradicionales; y a participar plenamente, si así́ lo desean, en la vida política, económica, social y cultural del Estado.

En este artículo, se siga construyendo las bases de separatismo con “tienen derecho a la autonomía”, “autogobierno” y “protección de sus tierras, territorios y recursos”. Aquí nos muestra claramente el mensaje de pueden tener su gobierno separado del gobierno central y les dan la idea de armarse porque la protección de tierras y recursos no lo van a hacer dialogando.

Artículo 44 1. Toda persona tiene derecho a la salud y al bienestar integral, incluyendo sus dimensiones física y mental. 2. Los pueblos y naciones indígenas tienen derecho a sus propias medicinas tradicionales, a mantener sus prácticas de salud y a conservar los componentes naturales que las sustentan.

La ciencia nos ha llevado a salir del oscurantismo medieval pero la constitución indigenista que han redactado nos expone en este artículo 44 punto 2 que las medicinas tradicionales – se desconocen cuales hierbas serían – pueden ser usadas por sus doctores de esa cultura lo cual pone en riesgo a toda su misma comunidad, pues dudo que sean fiscalizados por instituciones científicas aprobadas.    

  

Artículo 67 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia, de religión y de cosmovisión. Este derecho incluye la libertad de profesar y cambiar de religión o creencias y su libre ejercicio en el espacio público o en el privado, mediante el culto, la celebración de los ritos, las prácticas espirituales y la enseñanza. 2. Además comprende la facultad de erigir templos, dependencias y lugares para el culto; mantener, proteger y acceder a los lugares sagrados y de relevancia espiritual; y rescatar y preservar los objetos de culto o que tengan un significado sagrado. 3. El Estado reconoce la espiritualidad como elemento esencial del ser humano.

Lo más interesante de este artículo 67 es “reconoce la espiritualidad”. No sabía que Estado, según esta propuesta de constitución, nos llama a abrazar nuevas religiones con otros nombres. El Estado es laico y no debe ni fomentar ni darle publicidad a ninguna religión. Lo raro que el catolicismo y los movimientos evangélicos son visto como parte de los poderes fácticos (palabra de moda para Jaime Bassa para culpar de todos los problemas que tiene Chile en este momento); pero esa espiritualidad indígena es celebrada y capaz hasta fomentada. Otra pieza más para darle fuerza a la visión separatista y de la existencia de naciones que no existen en Chile.

Artículo 79 1. El Estado reconoce y garantiza, conforme con la Constitución, el derecho de los pueblos y naciones indígenas a sus tierras, territorios y recursos. 2. La propiedad de las tierras indígenas goza de especial protección. El Estado establecerá instrumentos jurídicos eficaces para su catastro, regularización, demarcación, titulación, reparación y restitución. 3. La restitución constituye un mecanismo preferente de reparación, de utilidad pública e interés general. 4. Conforme con la Constitución y la ley, los pueblos y naciones indígenas tienen derecho a utilizar los recursos que tradicionalmente han usado u ocupado, que se encuentran en sus territorios y sean indispensables para su existencia colectiva.

Con este artículo se comienzan a sentar las bases de conflicto violento. Pensar en restitución y decir que tiene derecho a utilizar los recursos es darles paso libre a mayores enfrentamientos étnicos con los chilenos de la zona. Lonco Juana Calfunao trató a los chilenos de “indignos” publicado en medio Gamba.cl nos muestra el resultado de todos mensajes a los mapuches de izquierda donde hasta se expresan de los chilenos como “indignos y mala clase” sumado otros epítetos más fuertes. Pero el gobierno de Boric y los constituyentes como Gaspar Domínguez guardan silencio, pues todos los insultos lanzados hacia el gobierno y sus aliados de la constituyente demuestra el error de darle un peso enorme al tema indigenista sin analizar el entorno de conflicto que vive en país.

Artículo 119

-1. Toda persona que, por causa de un acto o una omisión, sufra una amenaza, perturbación o privación en el legítimo ejercicio de sus derechos fundamentales, podrá concurrir por sí o por cualquiera en su nombre ante el tribunal de instancia que determine la ley, el que adoptará de inmediato todas las providencias que juzgue necesarias para restablecer el imperio del derecho. Esta acción se podrá deducir mientras la vulneración persista. La acción se tramitará sumariamente y con preferencia a toda otra causa que conozca el tribunal.

-9. En el caso de los derechos de los pueblos indígenas y tribales, esta acción podrá ser deducida por las instituciones representativas de los pueblos indígenas, sus integrantes o la Defensoría del Pueblo.

Y así se parte en dos el poder judicial para procesar judicialmente a los pueblos indígenas, creando dos realidades donde los mapuches, por mencionar al pueblo más beligerante en la actualidad, tendrá un proceso judicial diferente con quién sabe qué tipo de marco legal. Pero en otros países ya se hace, dicen algunos, pero Chile no es esos países, es una nación con un problema social que puede llevar a una guerra civil lo cual es lo más seguro. Ya que si gana el apruebo igual gente como las del CAM con sus líderes Juana Calfunao y Héctor Llaitul van a seguir en sus actividades separatistas. El rechazo ayudaría a frenar toda esta realidad que haría de Chile un Estado Fallido.

Artículo 187 1. El Estado se organiza territorialmente en entidades territoriales autónomas y territorios especiales. 2. Son entidades territoriales autónomas las comunas autónomas, regiones autónomas y autonomías territoriales indígenas. Están dotadas de autonomía política, administrativa y financiera para la realización de sus fines e intereses. Tienen personalidad jurídica de derecho público, patrimonio propio y las potestades y competencias necesarias para gobernarse en atención al interés general de la república, de acuerdo con la Constitución y la ley, teniendo como límites los derechos humanos y de la naturaleza. 3. La creación, modificación, delimitación y supresión de las entidades territoriales deberá considerar criterios objetivos en función de antecedentes históricos, geográficos, sociales, culturales, ecosistémicos y económicos, garantizando la participación popular, democrática y vinculante de sus habitantes. 4. En ningún caso el ejercicio de la autonomía podrá atentar en contra del carácter único e indivisible del Estado de Chile ni permitirá la secesión territorial.

“En ningún caso el ejercicio de la autonomía podrá atentar en contra del carácter único e indivisible del Estado de Chile ni permitirá la secesión territorial”.  Los grupos separatistas como el CAM y su líder Héctor Llaitul   ni respeta al presidente Boric ya va a respetar la parte de esta constitución sobre la secesión territorial. Lo increíble que esta gente escribió este documento bajo un conflicto social-étnico en el sur de Chile. No reflexionaron sobre las implicaciones sistémicas para el país este tipo escritos en su constitución. ¿Esto no daría más fuerza en la búsqueda las intenciones separatistas en el sur u otras regiones como la Isla de Pascua? ¿Es esto algo que fue pensando en la total oscuridad ideológica normal en izquierda radical o es un plan a mediano plazo para debilitar a Chile y Argentina en un entorno de la región con una Venezuela y ahora con su aliada Colombia para tomar la hegemonía regional?

Artículo 199 Las comunas y regiones autónomas ubicadas en zonas fronterizas podrán vincularse con las entidades territoriales limítrofes del país vecino, a través de sus respectivas autoridades, para establecer programas de cooperación e integración, dirigidos a fomentar el desarrollo comunitario, la prestación de servicios públicos y la conservación del medioambiente, según los términos que establezca esta Constitución y la ley.   

Esto es una clara intervención en países vecinos. Obvio que Evo Morales se sentirá feliz si puede sacar beneficios territoriales por medio de esta supuesta cooperación. Todavía van más allá usando la palabra integración lo cual daría fuerza a sectores separatistas mapuches que están también en un conflicto en Argentina. Acá la visión de su nación indígena del Wallmapu, palabra usada constantemente por la Izkia Siches en sus análisis de esa región chilena.

Artículo 234 1. La autonomía territorial indígena es la entidad territorial dotada de personalidad jurídica de derecho público y patrimonio propio, donde los pueblos y naciones indígenas ejercen derechos de autonomía en coordinación con las demás entidades territoriales. Es deber del Estado reconocer, promover y garantizar las autonomías territoriales indígenas para el cumplimiento de sus fines. 2. La ley, mediante un proceso de participación y consulta previa, creará un procedimiento oportuno, eficiente y transparente para la constitución de las autonomías territoriales indígenas. Dicho procedimiento deberá iniciarse a requerimiento de los pueblos y naciones indígenas interesados, a través de sus autoridades representativas.

Artículo 235 La ley deberá establecer las competencias exclusivas de las autonomías territoriales indígenas y las compartidas con las demás entidades territoriales. Las autonomías territoriales indígenas deberán tener las competencias y el financiamiento necesarios para el adecuado ejercicio del derecho de libre determinación de los pueblos y naciones indígenas.

Aquí nos quiere decir que de nuestro impuesto se financiará toda la estructura de esta legitimación de las acciones de secesión por parte de los mapuches o de cualquier etnia que se le ocurra hacerlo.   “…personalidad jurídica de derecho público y patrimonio propio, donde los pueblos y naciones indígenas ejercen derechos de autonomía…” Los constituyentes de izquierda no hablan mucho de estos artículos pues no les conviene para que el apruebo gane. Si perteneciera a grupos secesionistas la palabra que usaría para rellenar mi discurso de lucho sería “autonomía”, los derechos de autonomía son los que avivan el fuego separatista y el sueño de dividir Chile. Posiblemente al leer este documento y todas las referencias a autonomía el objetivo sería dividir el país para crear una nación mapuche, el problema será con Argentina cuyo gobierno ya tiene un conflicto con esa misma comunidad. La nación mapuche cubre territorio de Argentina.

Artículo 238 En el territorio especial de Rapa Nui, el Estado garantiza el derecho a la libre determinación y autonomía del pueblo nación polinésico Rapanui, asegurando los medios para financiar y promover su desarrollo, protección y bienestar en virtud del Acuerdo de Voluntades firmado en 1888, por el cual se incorpora a Chile. Se reconoce al pueblo Rapanui la titularidad colectiva de los derechos sobre el territorio con excepción de los derechos sobre tierras individuales de sus miembros. Un estatuto de autonomía regulará el territorio Rapa Nui.

La luz verde para que Rapa Nui siga el ejemplo de los mapuches de izquierda en la isla.

Artículo 252 . 3. Los escaños reservados en el Congreso de Diputadas y Diputados para los pueblos y naciones indígenas serán elegidos en un distrito único nacional. Su número se define en forma proporcional a la población indígena en relación con la población total del país. Se deben adicionar al número total de integrantes del Congreso. La ley regulará los requisitos, los procedimientos y la distribución de los escaños reservados.

Un Congreso con escaños reservados es igual a lo que tenía la derecha con los designados. Esta es la trampa de la izquierda para sentar gente a su favor para poder imponer su voluntad de la forma más anti- democrática. Con el argumento de la victimización y que todos los chilenos debemos pagar por situaciones injustas hacia pueblos indígenas, las cuales ni son claras ni para los mismos mapuches que en el periodo de la dictadura nombraron Fauta Lonco a Pinochet. Por eso hay que diferenciar la posición de estos grupos mapuches de izquierda que son más parecidos a los obtusos comunistas.

Artículo 309 1. El Estado reconoce los sistemas jurídicos de los pueblos y naciones indígenas, los que en virtud de su derecho a la libre determinación coexisten coordinados en un plano de igualdad con el Sistema Nacional de Justicia. Estos deberán respetar los derechos fundamentales que establecen esta Constitución y los tratados e instrumentos internacionales sobre derechos humanos de los que Chile es parte. 2. La ley determinará los mecanismos de coordinación, de cooperación y de resolución de conflictos de competencia entre los sistemas jurídicos indígenas y las entidades estatales.

En toda esta constitución, esta parte es genial. Da un sistema jurídico a pueblos indígenas desde la visión de una mayoría de izquierda que escribió esta constitución. Otro regalo para la visión de secesión que los mapuches buscan. Eso es claro y no una conspiración. La izquierda ha demostrado una ignorancia total en lo que es el concepto de Estado moderno y en busca de meter la idea indigenista (una de las nuevas caras de la izquierda internacional) expone a todos los chilenos a un conflicto militar. No le bastó el levantamiento de octubre de 2019. Ahora busca crear más acciones de violencia social como parte de su lucha de clases. No importa tener un gobierno de extrema izquierda dirigido por Gabriel Boric y su grupo de burgueses rojos, sino quieren seguir polarizando el país con esa constitución.

  

Artículo 27 1. Todas las mujeres, las niñas, las adolescentes y las personas de las diversidades y disidencias sexuales y de género tienen derecho a una vida libre de violencia de género en todas sus manifestaciones, tanto en el ámbito público como en el privado, sea que provenga de particulares, instituciones o agentes del Estado. 2. El Estado deberá adoptar las medidas necesarias para erradicar todo tipo de violencia de género y los patrones socioculturales que la posibilitan, actuando con la debida diligencia para prevenirla, investigarla y sancionarla, así como brindar atención, protección y reparación integral a las víctimas, considerando especialmente las situaciones de vulnerabilidad en que puedan.

¿Y dónde están los hombres? Esta es la perspectiva feminista y de la ideología de género que vino a fortalecer el extremismo de esta propuesta de constitución. Es tan de izquierda este artículo que debería ser enmarcado como una expresión del sectarismo de este sector de la izquierda. En el universo paralelo de las feministas, los hombres no sufrimos violencia de género, pero si las “disidencias sexuales” - otro termino desde la semántica de izquierda para darse más victimización-. Esto lo escribió alguien obtuso que no lee estadísticas o cree que todos los hombres somos violadores y maltratadores. Yo sufrí violencia de género y en una de ellas terminé en un hospital por un golpe en el ojo. No pude denunciar pues la misma policía me dijo que le iban a creer a la agresora. De ahí aparece el término “agentes de Estado” dando entender que el Estado es parte de esa conducta violenta. Seguramente no existen cárceles de mujeres y las nazis no tenían guardias en los campos de exterminio que eran peores que los mismos de la SS. Solo en Chile los hombres no sufren violencia de género.

Artículo 48 Las trabajadoras y los trabajadores, a través de sus organizaciones sindicales, tienen el derecho a participar en las decisiones de la empresa. La ley regulará los mecanismos por medio de los cuales se ejercerá este derecho.

Lo que la izquierda no quiere entender que existe una sociedad y la cual se divide en diversos roles. Mientras no exista un modelo de desarrollo que permita dar trabajo a la gente, mejor que no traten de forzar a los inversionista y empresarios a imponer su modelo de Estado invasor en asuntos de una empresa. Existen las instituciones para fiscalizar las violaciones de los derechos laborales y debe ser con dureza, pero si son tan ilusos en creer que un empresario va a permitir que los trabajadores vengan a tomar decisiones en temas como la inversión de nuevos negocios pues nunca han trabajo en sector privado. Por eso que la izquierda, donde gobierna con esta visión, espanta a los inversionistas creando una masa de desempleados. Posiblemente eso quieran pues estos grupos buscan mantener siempre el odio social como motor de sus propuestas de gobierno las cuales no generan empleo solo ayudan a perderlos por su mismo odio hacia ese sector de la sociedad.

Artículo 118 1. Las personas chilenas que se encuentren en el exterior forman parte de la comunidad política del país. 2. Se garantiza el derecho a votar en las elecciones de carácter nacional, presidenciales, parlamentarias, plebiscitos y consultas, conforme a esta Constitución y las leyes. 3. En caso de crisis humanitaria y demás situaciones que determine la ley, el Estado asegurará la reunificación familiar y el retorno voluntario al territorio nacional.

Como chileno en extranjero, no veo nada nuevo en este artículo. Se demuestra el peso de los indígenas en relación a los chilenos mestizos. Es claro que los escribas de este documento no saben lo que es tratar de regresar a Chile y el cero apoyo que se da a los retornados. No hay ninguna institución que de una guía, no hay un apoyo para buscar donde vivir, es imposible alquilar ya que se piden documentos como historial de AFP y contratos de trabajo lo cual para una persona que desea regresar es imposible poseer. Yo viví eso y como chileno en extranjero me decepciona más la poca importancia al tema.

Artículo 124 1. La Defensoría del Pueblo tendrá las siguientes atribuciones: a) Fiscalizar a los órganos del Estado y a las entidades privadas que ejerzan actividades de servicio o utilidad pública, en el cumplimiento de sus obligaciones en materia de derechos humanos. b) Formular recomendaciones en las materias de su competencia. c) Realizar acciones de seguimiento y monitoreo de las recomendaciones formuladas por los organismos internacionales en materia de derechos humanos y de las sentencias dictadas contra el Estado de Chile por tribunales internacionales de derechos humanos. d) Tramitar y hacer seguimiento de los reclamos sobre vulneraciones de derechos humanos, y derivar en su caso. e) Deducir acciones y recursos que esta Constitución y las leyes establecen, cuando se identifiquen patrones de violación de derechos humanos. f) Interponer acciones constitucionales y legales ante los tribunales de justicia respecto de hechos que revistan carácter de crímenes de genocidio, de lesa humanidad o de guerra, tortura, desaparición forzada de personas, trata de personas y demás que establezca la ley. g) Custodiar y preservar los antecedentes reunidos por comisiones de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición. h) Recomendar la presentación de proyectos de ley en materias de su competencia i) Promover la formación y educación en derechos humanos. j) Las demás que le encomienden la Constitución y la ley. 2. Todo órgano deberá colaborar con los requerimientos de la Defensoría del Pueblo, pudiendo acceder a la información necesaria y constituirse en dependencias de los órganos objeto de fiscalización, en conformidad con la ley. 3. Durante los estados de excepción constitucional la Defensoría del Pueblo ejercerá plenamente sus atribuciones.

La existencia de la Defensoría del Pueblo es en sí un peligro para la independencia de poderes que debe haber en una democracia. “Fiscalizar a los órganos del Estado y a las entidades privadas que ejerzan actividades de servicio o utilidad pública, en el cumplimiento de sus obligaciones en materia de derechos humanos.” La manipulación viene con el uso del tema de los derechos humanos – otra área de las políticas públicas que son usadas por la izquierda para brindarse de las críticas- . Chile no es un país que viene saliendo de una dictadura. Así también ya existe el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH)para velar sobre estos temas.

Artículo 210 1. Las comunas establecerán territorios denominados unidades vecinales. Dentro de la unidad vecinal se constituirá una junta vecinal, representativa de las personas que residen en ella, la que contará con personalidad jurídica y no tendrá fines de lucro. Su objeto será hacer efectiva la participación popular en la gestión comunal y en el desarrollo de la comunidad. En comunas con población rural, podrá constituirse además una unión comunal de juntas vecinales de carácter rural. 2. La ley dispondrá la forma de determinar el territorio de las unidades vecinales, el procedimiento de constitución de las juntas vecinales y uniones comunales y sus atribuciones.

Las juntas vecinales nos pueden recordar a las JAP (Juntas de Abastecimiento y Control de Precios) del tiempo del gobierno de Salvador Allende. Estaban formadas por vecinos quienes todos eran gente simpatizante del gobierno de la Unidad Popular. Por eso no es raro que esta constitución redactada desde la melancolía allendista tenga este tipo de organización la cual no tiene un objetivo claro. Podemos pensar, por el historial y visión de los funcionarios que dieron vida a este artículo, que estas juntas vecinales tendrán la visión de saber lo que piensan los vecinos de una zona y en la actualidad con el proceso de descomposición social y fanatismo ideológico que vive Chile llevará a nuevos enfrentamientos.

Artículo 319 1. Las sentencias deberán ser siempre fundadas y redactadas en un lenguaje claro e inclusivo. La ley podrá establecer excepciones al deber de fundamentación de las resoluciones judiciales.

¿Es el lenguaje inclusivo claro? Estas personas que redactaron esta propuesta de constitución están tan envueltas en su fanatismo que creen que esa forma de ser inclusivo logrará un cambio. Esto es parte de la fantasía de la ideología feminista para hacer pensar que este documento es progresista y así recibir ayuda monetaria de organizaciones extranjeras de esta línea ideológica, ya que mientras el patriarcado neoliberal no caiga y la revolución popular no sea feminista hay que seguir estirando la mano para recibir unos verdes y sudados dólares.

En resumen, el extremismo es y será el enemigo de la democracia. Queda claro al leer las líneas de esta constitución redactada para favorecer a un grupo ideológico. Los sectores de la extrema izquierda son un peligro para la libertad de pensamiento. Yo conozco su forma de enfrentar la disidencia y la crítica. Desde la censura hasta la persecución. Debemos recordar que los países que viven en el paraíso de una constitución de corte socialista en estos tiempos, no les va muy bien a su “democracia” y menos a quienes no se cuadran con los nuevos poderes fácticos de poder y presión ideológica. La libertad del hombre nos debe llevar a liberarnos de las ideologías fanáticas creadoras de los mayores males de la humanidad. Eso debe ser el eje de visión del ser humano humanista y separado de las masas. Porque creer ciegamente en cualquier documento escrito desde odio de una revuelta, en medio de una pandemia y en un país que está en crisis social, sería un tremendo error y aprobar esto sería una irresponsabilidad histórica.

En este entorno, la guerra civil parece que está muy cerca mientras los extremistas y su gobierno de Boric hablan de dignidad y solidaridad y sus mismos aliados mapuches se preparan para el conflicto entre amenazas e insultos hacia los líderes del gobierno y a los chilenos “indignos”. Aprobar es para dividir y es muy claro en esta propuesta de constitución donde la lucha entre chilenos e indígenas y hombres y mujeres rige grandes partes de los artículos que la conforman.