• Diario Digital | Jueves, 23 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 23:28

Sucesos - CÓMPLICE FUE CONDENADA A 23 AÑOS DE PRISIÓN

“Te salvaste”, le gritaron al único sobreviviente de un ataque de pandillas

Una jaina fue condenada gracias al testimonio que dio uno de tres vendedores que sufrieron un ataque de pandillas el pasado 6 de mayo en el bulevar Venezuela.

Nancy Ivonne Ruano Flores, de 28 años, pasará 23 años en prisión por haber participado como cómplice no necesario en el asesinado de dos vendedores. Foto: Centro Judicial.
Nancy Ivonne Ruano Flores, de 28 años, pasará 23 años en prisión por haber participado como cómplice no necesario en el asesinado de dos vendedores. Foto: Centro Judicial.
“Te salvaste”, le gritaron al único sobreviviente de un ataque de pandillas

Un desperfecto mecánico en el pick up, donde tres vendedores habían andado ofreciendo frutas y verduras, los puso en el lugar y el momento equivocado. Eran alrededor de las 8 de la noche y se detuvieron en una gasolinera en el bulevar Venezuela, donde buscaron agua para enfriar el recalentado motor.

Sin embargo, unos sujetos que jugaban fútbol a un lado de la gasolinera notaron la presencia de ellos. De inmediato los abordaron y comenzaron a interrogarlos.

Los obligaron a ponerse de rodillas y empezaron el interrogatorio para saber de dónde eran, de qué pandillera eran y qué estaban haciendo ahí.

Justo en ese momento los tres vendedores notaron que los pandilleros estaban armados y los obligaron a ir a unos condominios cercanos. En el lugar, continuó el interrogatorio y los despojaron de sus ropas para revisar si tenían algún tatuaje.

Entonces se les acercó una mujer con una camisa estampada con la figura de Micky Mouse y les dijo: “Llévense a estos perros a otra parte. Aquí, puede ver la jura” y uno de los sujetos le pidió que estuviera atenta.

Los llevaron de regreso a la gasolinera, pero esta vez en la parte de atrás y ya en el lugar un árbol de Amate como testigo, a Jorge Vladimir Navidad Alfaro, de 25 años, motorista del pick up, lo pusieron de rodillas y dos balazos en la cabeza le quitaron la vida.

Después, los sujetos quisieron poner de rodillas al ayudante, pero este forcejeó con sus captores para tratar de escapar, pero no tuvo éxito. Otros dos balazos acabaron con la vida de Miguel Ángel García Méndez de 17 años.

El sobreviviente

El otro vendedor también forcejeó con los sujetos, pero este tuvo más suerte, le dispararon pero él balazo no le cayó. En medio del forcejeo, uno de los sujetos logró herirlo en la cabeza y en el cuello con un cuchillo. Peleó.

En un momento, logró darle una manotada y le botó la pistola y escapó. Corrió como nunca sobre el bulevar Venezuela, pero los sujetos comenzaron a seguirlo en un microbús tipo panel.

Se asustó tanto, pero intentó detener un vehículo en marcha y pedirle auxilio. Un pick up fue el único que disminuyó la velocidad al ver al sujeto, pero no se detuvo. Pero la desesperación hizo que se tirara hacia la ventana del vehículo y se agarró con todas sus fuerzas para no caer.

Sin embargo, se cayó, corrió a resguardarse a un edificio que le quedaba enfrente y cuando llegó al tercer piso desde abajo los sujetos le gritaron: “Te salvaste, sos el único que te salvaste”, y se fueron del lugar.

Fue el testimonio de este único sobreviviente el que logró que incluso esa misma noche se capturara a una mujer con una camisa de Mickey Mouse.

El vendedor no solamente logró reconocerla, si no que también rindió su declaración en el juicio que se llevó en contra de Nancy Ivonne Ruano Flores, de 28 años, quien es miembro de la pandilla 18.

El juez del Tribunal Sexto de Sentencia de San Salvador encontró culpable a la mujer como cómplice no necesario del homicidio de los dos vendedores, así como del intento de homicidio y la privación de libertad.

Por el delito de homicidio agravado fue condenada a 13 años y cuatro meses, por el intento de homicidio del sobreviviente fue condenado a siete años con seis meses y por la privación le impusieron tres años más. En total, la mujer pasará 23 años con 10 meses de prisión.

Comentarios