• Diario Digital | Lunes, 23 de Abril de 2018
  • Actualizado 22:43

Suspendido TPS (Estatus de Protección Temporal) a salvadoreños

Suspendido TPS (Estatus de Protección Temporal) a salvadoreños

Datos importantes

El día 8 de enero del 2018 lo inevitable ocurrió. La Administración Trump dio por terminado el TPS que protegía a por lo menos 200,000 salvadoreños residentes en los Estados Unidos. A Nicaragua les fue suspendido a finales del año pasado y su periodo de transición termina en enero del 2019.  En el caso de Honduras parece que no se ha dicho la última palabra (ambos países tienen menos personas beneficiadas).

Se considera, sin tener una cifra exacta debido a que la migración al país del norte es muy activa, que hay por lo menos dos y medio millones de salvadoreños viviendo en los Estados Unidos.  Entre ellos hay diferencias de  sus estatus migratorios: Hay ciudadanos, hay residentes, hay quienes están ordenado sus papeles,  hay un  grupo amparado al TPS y la mayoría cae lamentablemente en el cesto de los ilegales.  Según cifras oficiales las deportaciones de salvadoreños al país de origen sigue un alza del 13 % desde el periodo del presidente Obama.

La administración Trump  ha dado signos claros de su política migratoria con el mundo. Las directrices muestras una aversión directa hacia el terrorismo mundial y la violencia de pandillas. También muestran poco interés en mejorar las condiciones migratorias de ilegales; teniendo en cuenta  que México y El Salvador son “dos países que más abandona su gente” buscando el sueño americano (o al menos escapar de la violencia y la corrupción).  

“El muro” no solo físico sino también de políticas públicas agresivas contra las olas migratorias ilegales de cualquier parte del mundo, comienza a tomar forma y parece se irá recrudeciendo a medida transcurra la actual administración.   

Los hechos como son   

Lo que sucedió con el TPS es que el gobierno de Estados Unidos ha dado un último periodo de 18 meses a nuestros compatriotas para que puedan laborar y residir legalmente en el país. No es una prórroga (como la maneja el gobierno) sino una transición que permite a los beneficiados buscar alternativas migratorias  que  resuelvan su situación legal ó, lamentablemente, exponerse a ser deportados.

La nueva situación migratoria pone en gran apuro a quienes pierden su estatus de protección temporal. Los salvadoreños en los Estados Unidos no desean regresar a El Salvador por diferentes motivos: Tienen familiares que ya son ciudadanos y no desean quebrar una vez más el importante núcleo de familia, el salario que ganan en el país del norte comparado a lo que pudieran ganar aquí es una disminución sustantiva (si es que encuentran empleo), la desconfianza en el sistema político es grande y por último el tema de la violencia pandilleril que socaba todo intento de mostrar a nuestro país delante del mundo, como un lugar digno de ser tomado en cuenta.

Con un promedio de 20 años de residencia en los Estados Unidos, la posibilidad de retorno en la mente de los trabajadores es nula (lo más parecido a una pesadilla). Siendo estos salvadoreños muy buenos en construcción, servicios de limpieza, comercio en general y otras muchas actividades, prácticamente tienen su nueva vida estabilizada en el gran país el norte. Además el aporte económico que hacen a sus familiares en El Salvador da sustento a muchas personas y activa (en alguna medida) rubros como la reconstrucción de casas y el comercio en general.

Posturas políticas

La culpa de la nueva posición de los EEUU en el tema migratorio no la tiene el Fmln ni tampoco Arena. Los políticos nada pueden hacer con respecto al tema; a pesar que muchos políticos con el afán de ganar notoriedad han querido mostrarse como mediadores entre nuestro país y los  Estados Unidos (haciendo de paso turismo oficial). 

Es cierto que las posturas anti norteamericanas de grupos estudiantiles y de sectores radicales dentro del Fmln son aún evidentes (hacen bulla en diarios de derecha y redes); no pasan de ser grupos pequeños con poca o ninguna relevancia dentro de la sociedad (además no tienen el apoyo abierto del oficialismo). Solo sirven para hacer memes del presidente y de Gerson Martínez,  y tomar rajas políticas de parte bandos contrarios.

De la eterna  migración si hay por lo menos 3 culpables que pueden ser señalados: Los empresarios voraces que pagan sueldos de miseria (esclavitud consentida), los políticos corruptos que degeneran el accionar de la cosa pública y las pandillas que son los principales generados de violencia. 

Hay que buscar soluciones, hay que tomar decisiones y sobre todo hay que comenzar a construir patria de manera honesta.