• Diario Digital | Sábado, 22 de Julio de 2017
  • Actualizado 12:38

¿Nuestra Procuradora de Derechos Humanos de El Salvador tiene miedo?

¿Nuestra Procuradora de Derechos Humanos de El Salvador tiene miedo?

Debo reconocer que cuando fue nombrada la Licenciada Raquel Caballero de Guevara como Procuradora Para la Defensa de los Derechos Humanos, se generó en Fundación Mujer Legal  gran satisfacción por haber sido juramentada en tan importante cargo, pues la Licenciada Caballero de Guevara ha tenido una trayectoria académica y  operativa  de primer nivel en  materia de derechos Humanos.

Desde que asumió su cargo se generaron muchas expectativas positivas y si bien es cierto, está haciendo una trabajo importante, con pronunciamientos frecuentes en temas que a todos alegran y satisfacen porque no generan anticuerpos, nuestra Procuradora Para la Defensa de los Derechos Humanos se ha desmarcado de pronunciarse en temas judiciales de gran relevancia pues no se ha pronunciado en los casos del Señor Enrique Rais; Elías António Saca González, Adán Salazar y otros.

Da la impresión que existe un temor, o que no quiere verse comprometida con un sector por pronunciarse por el otro.

Hay pronunciamientos que generan enemigos poderosos ¡seguro!

Es atemorizante que después de morir una Mujer porque el Señor Fiscal General de la República llegara a la casa de esta, donde  esta mujer tenía a una niña privada de libertad, haciendo una  visita pública, ya que el Fiscal realizó la misma con Cámaras de Televisión y además con la policía y fiscales, con ello, el Licenciado Douglas Meléndez, dejó al desnudo la ubicación del inmueble que visitó, sin previo valorar el riesgo latente al que se expuso a la ahora mujer ya fallecida, pues sus asesinos  sin ninguna tardanza llegaron y arrebataron la vida de esta mujer, solo minutos después que el Fiscal General se había retirado del Lugar. Ante tan repudiable asesinato,   fue entonces que la Señora Procuradora Para la Defensa de los Derechos Humanos, se pronunció en una entrevista en Radio YSKL   responsabilizando a la fiscalía General de la República pues puso en riesgo la vida de esta mujer y así fue,   la victima perdió la vida, fue entonces que la Fiscalía General de la República lanza un comunicado que logró atemorizar a nuestra Procuradora y que pasó entonces?

La Señora Procuradora de Derechos Humanos no habló más del tema.

Silencio absoluto al tema, PDDH lo olvidó,  el Señor Fiscal General no apareció ante los medios de comunicación por unos días y apareció sólo con la rimbombante noticia de la captura de Adán Salazar, conocido como Chepe Diablo.

¡El Pueblo Olvida Pronto!

Pero las personas que tenemos clara la responsabilidad del cargo de la Procuradora Para la Defensa de los Derechos Humanos no comprendemos a que se debe su silencio,   pues se han puesto las respectivas denuncias en violación al debido proceso sin respuesta alguna, como si no importaran las vidas de las personas afectadas como si solo fuera importante pronunciarse por aquellos temas populares, amigables, y sin repercusión. La Procuradora de Derechos Humanos no debe tolerar la violación al Principio de Inocencia y además las persecuciones ilegales a los abogados por defender causas de especial interés para el Fiscal General de la República, como ha sido mi caso.

Yo denuncié ante PDDH la persecución a mi persona por un vehículo Placas 552-558 asignado  a nombre de la Fiscalía General de la República, denuncia que interpuse el 10 de marzo de 2017, sin ninguna acción, llamado, entrevista o pronunciamiento por parte de PDDH, es triste reconocer a lo que hemos llegado en El Salvador. La institución que debe velar por los Derechos Humanos también es selectiva y mi caso no cuenta, no interesa. Denuncié el pasado 16 de marzo ante la Comisión de Derechos Humanos en Washington, ellos han admitido mi denuncia y hasta me han solicitado haga llegar algunos documentos adicionales, me asignaron una referencia y una vía de comunicación, como es posible que la CIDH se tome la importancia en mi caso pero la institución que vela por los derechos de mi país la Procuraduría Para la Defensa de los Derechos Humanos de El Salvador aun no procesa absolutamente nada de mi denuncia, no se han comunicado conmigo.

¿ Acaso la Licenciada Caballero de Guevara no se pronuncia o ejecuta acciones para no contraer el virus de la molestia fiscal?

Yo sigo teniendo fe, que la Licenciada Caballero de Guevara atenderá responsablemente por su cargo a las solicitudes que con tanto derecho se han realizado respecto de casos emblemáticos, donde yo no dudo han existido violación a derechos humanos y garantías procesales.

Seguiremos esperando, a que el miedo muera y nazca el valor y  la independencia en la consecución de la justicia.

No tenga miedo Señora Procuradora de Derechos Humanos, su cargo exige temple, determinación, valor y seguridad.

Señora Procuradora de Derechos Humanos,   la justicia no tiene dos caras solo tiene una.

Y si Usted tiene temor entonces ¿Qué nos queda?