• Diario Digital | domingo, 23 de enero de 2022
  • Actualizado 10:01

Deportes - Liga española

Real Madrid no pudo con el Valencia en Mestalla en un partido con muchos cambios en su once titular

Un gol de Karim Benzema al minuto 90 fue lo más destacado, en un partido donde el Real Madrid se complicó con un once titular no habitual, y que no le dio el resultado esperado al técnico Zinedine Zidane. El Valencia no anduvo con rodeos y apretó desde el minuto inicial.

madrid 1
Real Madrid no pudo con el Valencia en Mestalla en un partido con muchos cambios en su once titular

El Real Madrid no pudo con el Valencia y perdió con marcador de 2-1. Jugando en Mestalla, sede del equipo naranja, el Madrid recibió goles de Gonçalo Guedes, al minuto 35 y Ezequiel Garay al 83, lo que complicó las esperanzas blancas de alcanzar en el segundo puesto al Atlético de Madrid.

Para este choque, el entrenador merengue Zinedine Zidane realizó varios cambios y rotaciones, un total de siete nuevas piezas en su once titular. Karim Benzema descontó al minuto 90 y fue todo.

De esa forma el entrenador francés recibió su primera derrota desde que regresó al banquillo para hacerse cargo del equipo merengue por lo que resta del torneo, y para darle continuidad en el siguiente torneo. Sin ánimo, garra ni fútbol, el Madrid fue superado de arriba a abajo por un Valencia que pudo golearle al contragolpe. Gareth Bale e Isco entraron al final y no arreglaron nada.

La llegada de Zidane alegró a muchos, pero fue solo eso. Este miércoles volvió a poner los pies en la tierra con la derrota naranjera, que comenzó en serio desde el primer minuto del partido. 

Con este resultado, el Valencia escala  posiciones en la tabla general y se ubica en el quinto lugar, con derecho a clasificar a la UEFA Europa League, mientras que el club de la capital debe acelerar la reestructuración de cara al siguiente campeonato.

El partido fue intenso, con los dos equipos más aplicados en la presión al rival que en la creación propia. El habitual 4-4-2 de Marcelino abortó con eficiencia las combinaciones de un Madrid que tocó y tocó, deambulando en inferioridad por el centro del campo, en busca de una verticalidad que no llegaba. El equipo de Zidane solo visitó el área con inofensivos centros.

Comentarios