• Diario Digital | lunes, 21 de septiembre de 2020
  • Actualizado 13:59

Internacional - España

133 años de cárcel a Inocente Montano por la Masacre de los Jesuitas

Se le impuso una pena de 26 años, ocho meses y un día por cada uno de los asesinatos.
Foto: Captura de pantalla de la transimisión del Ministerio de Justicia de España.
Foto: Captura de pantalla de la transimisión del Ministerio de Justicia de España.
133 años de cárcel a Inocente Montano por la Masacre de los Jesuitas

La justicia española ha decidido condenar como responsable de la masacre de los Jesuitas al coronel en retiro y miembro de “La Tandona” Inocente Montano, a quien se le ha ordenado una pena de cárcel de 133 años y tres meses.

Según La Vanguardia, se le impuso 26 años, ocho meses y un día por cada uno de los cinco asesinatos de los ciudadanos de origen español.

La Masacre de los Jesuitas es como se le conoce al asesinato de 8 personas dentro de las instalaciones de la Universidad José Simeón Cañas (Uca) el 16 de noviembre de 1989, cerca del fin de la guerra en El Salvador.

Cinco de esos ocho eran de origen español: Ignacio Ellacuría, Ignacio Martín Baró, Segundo Montes Mozo, Armando López Quintana y Juan Ramón Moreno Pardo, los otros tres salvadoreños: Joaquín López y López, Elba Ramos y Celina Ramos (hija de Elba Ramos).

El asesinato se ordenó por parte de los mandos militares de la época por considerar que Jesuitas eran “subversivos”, practicantes de la teología de la liberación y por lo tanto aliados del FMLN.

Para los magistrados los asesinatos “fueron urdidos, planeados, acordados y ordenados por los miembros del alto mando de las Fuerzas Armadas, órgano al que pertenecía Inocente Orlando como viceministro de la Seguridad Pública”, consignó La Vanguardia.

En la Audiencia Nacional, los magistrados señalaron que en la masacre tuvo partición un “grupo violento”, que era liderado Alfredo Cristiani, que era el presidente en ese entonces, así como “La Tandona” y otros altos mandos de la Fuerza Armada.

“Cometieron los asesinatos después de intentar hacer creer a la opinión pública que tanto Ignacio Ellacuría como el resto de los sacerdotes pertenecían al liderazgo intelectual del Frente para la Liberación Nacional Farabundo Martí, generando la falsa afirmación de la existencia de un enemigo infiltrado en las estructuras de la sociedad, que actuaban como agentes de una confabulación socialista-comunista”, indicaron.

El tribunal le atribuyó a Montano los asesinatos de los tres salvadoreños, pero no lo condenó por ellos debido a que no fue extraditado de Estados Unidos por los mismos, sino que solo por cargos de asesinato contra los ciudadanos españoles.

A pesar de que fue condenado a 133 años, el tribunal le estableció que solo deberá estar en la cárcel por 30 años.

Comentarios