• Diario Digital | jueves, 11 de agosto de 2022
  • Actualizado 15:30

Internacionales - Pandillas en EE.UU.

Abren proceso de deportación a menor salvadoreña por hablar en la escuela con un MS en Brentwood, Long Island

Las escuelas en Estados Unidos están brindando información a la autoridades sobre las relaciones que tienen los estudiantes con miembros de pandillas.

Brentwood High School
Abren proceso de deportación a menor salvadoreña por hablar en la escuela con un MS en Brentwood, Long Island

Una menor salvadoreña, de quien no se revela la identidad, con situación migratoria irregular entró en el proceso deportación luego de que autoridades estadounidenses la ligaran con miembros activos de la MS.

En el informe redactado por ICE para el juez de inmigración, obtenido por la cadena de noticias Univision, se justifica la vinculación de la menor salvadoreña con la Mara Salvatrucha indicando que: "Fue observada en Brentwood High School con otros miembros confirmados de MS-13". 

Agrega que: "Ha estado en presencia de miembros confirmados de MS-13 en más de cuatro ocasiones". 

Las autoridades concluyen que esta menor salvadoreña, quien declaró que entró de forma ilegal a Estados Unidos hace dos años, tiene una: "Afiliación a una pandilla callejera violenta, no se le debe proporcionar ningún tipo de servicio de inmigración, alivio, beneficio ni debe ser liberada de la custodia hasta que finalice el proceso de expulsión".

La menor pasó un mes en un centro de detención y su abogado, Bryan Johnson, denuncia que las pruebas que se emplearon contra ella fueron facilitadas por alguien del entorno de la propia escuela.

Según él, no es la primera vez que ICE detiene a estudiantes inmigrantes de Long Island gracias a información relativa a episodios acontecidos en un centro educativo, que en ocasiones relacionan a los acusados con miembros o actividades de la Mara Salvatrucha. 

"Hemos tenido varios clientes que han sido puestos en peligro por la escuela", dijo Johnson a Univision Noticias . "No sé qué vamos a hacer al respecto: las escuelas están actuando como la Policía e investigando".

Si llega a la Policía, la información sobre el atuendo, el comportamiento o las suspensiones de un estudiante por infracciones relacionadas con la MS-13 es empleada por agentes de ICE para iniciar procesos de deportación. 

El problema, según Johnson, es que en muchas ocasiones estas pruebas no indican necesariamente la pertenencia a la pandilla. 

"Están utilizando cualquier alegación", dice. Sin embargo, el uso de esta inteligencia puede tener consecuencias irreversibles para los menores. Por ejemplo, su ingreso en centros de detención o incluso la deportación.

Comentarios