• Diario Digital | domingo, 23 de enero de 2022
  • Actualizado 09:39

Internacional - Inglaterra

Condenan a una guardia de seguridad de una cárcel por tener relación sentimental con un reo

La descubrieron por una fotografía de un tatuaje que le envió al preso, junto con cartas de amor.
Cárcel pixabay
Imagen de carácter ilustrativo por Pixabay.com
Condenan a una guardia de seguridad de una cárcel por tener relación sentimental con un reo

Una joven de 22 años que trabajaba como guardia de seguridad de una cárcel en el Reino Unido fue condenada a prisión al ser descubierta la relación sentimental que mantenía con un privado de libertad, según reportaron varios medios que retomaron la noticia del periódico inglés.

La condenada fue identificada como Scarlett Aldrich. Para ver las fotos de la chica haz clic aquí.

El reporte publicado por The Sun establece que la joven comenzó la relación con el reo en el año 2019, cuando ella tenía 20 años.

Los primeros indicios a las autoridades ocurrieron en ese mismo año cuando Aldrich fue vista conversando con el privado de libertad, únicamente identificado como ‘Jones’ en un taller de la cárcel durante mucho tiempo.

“Se notó que el acusado (Aldrich) entraba al taller, saludaba a otros miembros del personal de la prisión, antes de ir a sentarse con Jones y charlar con él hasta por una hora… estas visitas se hicieron más frecuentes y otros presos comentaron sobre la cercanía entre los dos”, indicó un fiscal del caso y consignó el medio británico.

Al ver el comportamiento otro miembro del personal le advirtió a la joven el peligro de su comportamiento, pero ella no acató.

Scarlett Aldrich, incluso, ingresó un teléfono celular y un chip a la prisión y se lo dio a Jones para que pudiera contactarla.

La relación fue descubierta por las autoridades cuando al preso le encontraron cartas de amor en su celda, una de ellas contenía una fotografía de una mujer que tenía un tatuaje en su pierna izquierda con el número de la celda.

Con la imagen del tatuaje le pidieron a Aldrich que se sometiera a una revisión donde le encontraron que era el mismo de ella, por lo que fue suspendida de su cargo de inmediato.

Inicialmente la joven negó los cargos, pero después terminó aceptado por mala conducta en un cargo público y contrabando de celulares.

La joven ha sido condenada por las autoridades a 10 meses de cárcel.

Comentarios