• Diario Digital | martes, 29 de noviembre de 2022
  • Actualizado 08:26

Internacionales - Austria

Condenan a dos parejas que llevaron a sus hijos a Siria para que presenciaran cómo el Estado Islámico ejecuta a sus víctimas

Los niños, uno de 2 años, vieron videos de asesinatos y uno de ellos incluso asistió a una decapitación.

Siria, Estado Islamico, EI
La imagen muestra una zona de refugiados sirios que huyen de la violencia del Estado Islámico. Foto: Archivo
Condenan a dos parejas que llevaron a sus hijos a Siria para que presenciaran cómo el Estado Islámico ejecuta a sus víctimas

Un tribunal austriaco impuso este viernes condenas de hasta 10 años de cárcel a dos parejas que habían llevado a sus hijos a una zona controlada por el grupo Estado Islámico (EI) en Siria donde se les mostraron vídeos de ejecuciones.  

Alojados por miembros del EI, los niños tuvieron que ver espantosos vídeos de iniciación y uno de ellos, de siete años, asistió incluso a una decapitación. 

Los dos hombres y sus mujeres viajaron a Siria en diciembre de 2014 con sus ocho niños, el menor de los cuales tenía dos años, según se supo durante su juicio en la corte de Graz, en el sur de Austria.Uno de los acusados, Hasan O., de 49 años, negó ser un miembro del EI y aseguró que trabajaba como masajista para tratar las heridas de los combatientes. "Oí en la mezquita (de Graz) que allí se puede vivir conforme al islam, con libertad para las mujeres y los niños", dijo durante el juicio. Solo quería pasar "10 o 12 días" ahí, aseguró. 

Sin embargo, su sueño se convirtió pronto en pesadilla y las familias huyeron de Siria en abril de 2016. Turquía las extraditó luego hacia Austria y los niños les fueron retirados.

Las condenas

Los cuatro adultos -Hasan O. y su esposa Kata O., Enes S. y su mujer Michaela S.- fueron condenados por pertenencia a una organización terrorista y por maltrato y negligencia de sus hijos. 

Fueron condenados a 10 años de cárcel, excepto Kata O., que cumplirá una pena de nueve años. Salvo Michaela S., una austriaca convertida al islam, todos eran originarios de Bosnia, aunque habían conseguido la nacionalidad austriaca. 

El juez dijo que las condenas tenían el objetivo de mostrar que el "Estado de Austria no aceptará algo así". 

Cerca de 300 personas de este país europeo de 8.7 millones de habitantes viajaron a Siria desde el inicio de la guerra civil hace seis años, uno de los números per capita más altos de la Unión Europea. 

Comentarios