• Diario Digital | martes, 16 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00

Internacionales - Estados Unidos

Corte Suprema dice que Trump tiene cierta inmunidad en el caso del 6 de enero

El fallo rechaza una decisión de un tribunal federal de apelaciones en febrero que determinó que Trump no gozaba de inmunidad por los presuntos delitos que cometió durante su presidencia para revertir los resultados de las elecciones de 2020.
Trump9
Foto EST/Archivo
Corte Suprema dice que Trump tiene cierta inmunidad en el caso del 6 de enero

La Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó este lunes 1 de julio que Donald Trump puede reclamar inmunidad frente al procesamiento penal por algunas de las acciones que llevó a cabo en los últimos días de su presidencia, en una decisión que probablemente retrasará aún más un juicio por cargos federales de subversión electoral pendientes contra él.

En el caso de la Corte Suprema seguido más de cerca este año, el fallo rechaza una decisión de un tribunal federal de apelaciones en febrero que determinó que Trump no gozaba de inmunidad por los presuntos delitos que cometió durante su presidencia para revertir los resultados de las elecciones de 2020.

La decisión de la Corte Suprema fue 6-3, con la disidencia de los liberales de la Corte. La jueza Sonia Sotomayor emitió un extenso y enérgico disenso en el que arremetió contra el tribunal por su decisión.

La diferenciación entre actos oficiales y no oficiales

"Llegamos a la conclusión de que, en virtud de nuestra estructura constitucional de poderes separados, la naturaleza del poder presidencial requiere que un expresidente tenga cierta inmunidad de enjuiciamiento penal por actos oficiales durante su mandato", escribió el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, en la opinión del lunes. "Al menos con respecto al ejercicio del presidente de sus poderes constitucionales fundamentales, esta inmunidad debe ser absoluta".

"El presidente no goza de inmunidad por sus actos no oficiales, y no todo lo que hace el presidente es oficial. El presidente no está por encima de la ley", escribió Roberts.

El presidente de la Corte Suprema dijo que el tribunal de primera instancia tendrá que evaluar qué de la supuesta conducta de Trump goza de inmunidad bajo la nueva prueba dictada por el alto tribunal, y la opinión dijo que se necesitará información adicional para que el tribunal de primera instancia lo haga.

"En consecuencia, devolvemos al Tribunal de Distrito para que determine en primera instancia, con el beneficio de la información que nos falta, si la conducta de Trump en este ámbito califica como oficial o no oficial", escribió Roberts, quien dijo que hubo una falta de "análisis de los hechos" en las opiniones anteriores de los tribunales inferiores que rechazaron la inmunidad de Trump.

La jueza Amy Coney Barrett expresó su frustración por la forma en que el tribunal devolvía el caso para más procedimientos.

"Yo habría enmarcado las cuestiones jurídicas subyacentes de manera diferente", escribió Barrett en una concurrencia. Sugirió que, dado que la impugnación general de Trump a la acusación había fracasado, al menos parte del caso podría seguir adelante.

"Un presidente que se enfrenta a un proceso puede impugnar la constitucionalidad de una ley penal aplicada a los actos oficiales alegados en la acusación", escribió Barrett.

"Sin embargo, si la impugnación fracasa, deberá ser juzgado", afirmó.

No estuvo de acuerdo con la forma en que el tribunal había dictaminado que las pruebas de los actos oficiales de Trump debían ser excluidas del juicio, escribiendo que no había ninguna razón para apartarse del "procedimiento familiar y probado por el tiempo" que permitiría incluir tales pruebas.

La decisión fue rápidamente celebrada por Trump, que la calificó de "gran victoria para nuestra constitución y democracia" en Truth Social. El equipo legal de Trump dice que cree que es posible que el caso del fiscal especial Jack Smith esté ahora completamente socavado porque cualquier comunicación que Trump haya tenido con el entonces vicepresidente Mike Pence o con funcionarios del Departamento de Justicia podría considerarse oficial, lo que impide que se presente en el juicio.

El equipo también dijo que incluso podría ayudar a Trump en el caso de los documentos clasificados, aunque las opiniones iniciales no significan necesariamente que así es como se desarrollará finalmente el proceso legal.

La sentencia frena el caso de subversión electoral

La Corte Suprema dejó claro que las acciones no oficiales no reciben inmunidad, y Smith ha dejado claro desde hace tiempo que cree que podría continuar con el caso basándose en esas acciones no oficiales. En ese sentido, si Smith acotara su acusación, los tribunales inferiores podrían juzgar a Trump este año.

Pero el alto tribunal también dejó mucho trabajo a esos tribunales inferiores para dilucidar qué constituye un acto oficial frente a uno privado.

Tal vez aún más importante, la mayoría dejó claro que los actos oficiales no pueden ser considerados en absoluto como prueba en un juicio potencial, lo que podría hacer que sea mucho más difícil para Smith demostrar el motivo de Trump y otros aspectos del caso de Smith contra Trump. Roberts escribió que los tribunales inferiores no pueden examinar el motivo de un expresidente.

"Ciertas alegaciones, como las que implican las discusiones de Trump con el secretario de Justicia en funciones, se clasifican fácilmente a la luz de la naturaleza de la relación oficial del presidente con el cargo que ocupa esa persona", escribió Roberts.

"Otras acusaciones, como las que implican las interacciones de Trump con el vicepresidente, funcionarios estatales y ciertas partes privadas, y sus comentarios al público en general, presentan cuestiones más difíciles", escribió Roberts.

Pero Roberts dijo que son los tribunales inferiores los que deben decidir si esas acciones "están sujetas a inmunidad, ese análisis en última instancia es mejor dejarlo a los tribunales inferiores para que lo realicen en primera instancia".

Comentarios