• Diario Digital | viernes, 14 de junio de 2024
  • Actualizado 22:01

Internacionales - Agente disparó desde Estados Unidos

Corte Suprema de Estados Unidos escucha caso de adolescente asesinado en la frontera con México

El 7 de junio de 2010, la víctima junto a tres amigos se encontraban en el lecho seco del río Grande, que divide a Ciudad Juárez, del lado mexicano, y El Paso, del lado estadounidense.

Central American immigrant get on the so-called La Bestia (The Beast) cargo train, in an attempt to reach the Mexico-US border, in Arriaga, Chiapas state, Mexico on July 16, 2014.  AFP PHOTO/ELIZABETH RUIZ / AFP PHOTO / ELIZABETH RUIZ
Corte Suprema de Estados Unidos escucha caso de adolescente asesinado en la frontera con México

La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos escuchó este martes argumentos orales en el polémico caso de un adolescente mexicano asesinado por un guardia fronterizo que le disparó desde territorio estadounidense en junio de 2010.

El máximo tribunal estadounidense deberá ahora decidir si la familia del joven Sergio Hernández Guereca tiene el derecho constitucional de procesar ante la justicia estadounidense al agente fronterizo que efectuó el disparo.

El 7 de junio de 2010, Hernández Guereca y tres amigos se encontraban en el lecho seco del río Grande, que divide a Ciudad Juárez, del lado mexicano, y El Paso, del lado estadounidense.

De acuerdo a testimonios, Hernández Guereca y sus amigos subían la pendiente del lado estadounidense para tocar la cerca y retornar al lado mexicano.

Irritado con la diversión, el agente fronterizo Jesús Mesa capturó a uno de los jóvenes pero efectuó un disparo desde territorio estadounidense, que alcanzó a Hernández Guereca en la cabeza y le provocó la muerte, al otro lado de la frontera.

Ante esta situación, los jueces de la Suprema Corte estadounidense tienen ahora en manos un caso centrado en la cuestión del acceso a la justicia por parte de víctimas del uso extraterritorial de la fuerza.

El magistrado de la Corte Suprema Stephen Breyer definió la cuestión central del caso con una pregunta: "¿Debemos autorizar a toda persona que sufre un ataque de un dron a buscar la justicia de Nueva York?".

Un tribunal de primera instancia rechazó el caso alegando que los tribunales estadounidenses no tenían jurisdicción en el caso porque se trataba de un ciudadano mexicano muerto en México.

Esta decisión fue ratificada por una corte de Apelaciones, y de esa forma el caso, que ha provocado la molestias en México, llegó a la Suprema Corte.

Comentarios