• Diario Digital | viernes, 30 de septiembre de 2022
  • Actualizado 14:07

Internacionales - Este jueves

EEUU lanzó en Afganistán su más poderosa bomba no nuclear

Bomba Moab
EEUU lanzó en Afganistán su más poderosa bomba no nuclear

Estados Unidos utilizó en Afganistán su más poderosa bomba no nuclear, contra un complejo de cavernas bajo control del grupo radical Estado Islámico, informó este jueves el Pentágono.

La bomba "hizo impacto con un complejo de cavernas" en el distrito de Achin, en la provincia oriental de Nangarhar, donde presuntamente se encontraban terroristas del Estado Islámico, dijo el portavoz del Pentágono, Adam Stump. Fue el primer uso de este armamento en combate.

El general John Nicholson, jefe de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, dijo que la gigantesca bomba es "la munición adecuada para reducir los obstáculos y mantener el impulso de nuestra ofensiva" contra las fuerzas del Estado Islámico y Khorasan.

Poco más tarde, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que "era necesario quitarles el espacio operacional, y lo hemos hecho".

"Estados Unidos tomó todas las precauciones necesarias para evitar víctimas civiles y daño colateral como resultado de esta operación", declaró Spicer.

El artefacto se conoce como la bomba GBU-43/B Massive Ordenance Air Blast bomb (MOAB por sus siglas en inglés), coloquialmente conocida como 'Madre de todas las bombas' (The Mother Of All Bombs). La MOAB es una bomba convencional de gran diámetro de detonación desarrollada para el Ejército estadounidense por Albert L. Weimorts. Esta es la primera vez que la MOAB es utilizada en el campo de batalla, según funcionarios militares estadounidenses.

El pasado fin de semana un soldado estadounidense había resultado muerto en combates en la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán.

Ya en el 2003 había sido enviada la bomba por estadounidenses hacia Irak pero al final no fue detonada.

MOAB fue probada el 11 de marzo del año 2003 en la Base Aérea Eglin, en la Florida, la cual superó las diez toneladas. El radio de la destrucción fue de 150 metros, y la onda de choque causó daños a una distancia de 1.500 metros.

Durante la campaña militar en Vietnam, EE.UU. utilizó la bomba predecesora denominada GBU-43, la BLU-82B Daisy Cutter, cuyo peso era de 6,8 toneladas.

Comentarios