• Diario Digital | martes, 28 de junio de 2022
  • Actualizado 00:00

Internacionales - Reino Unido

Empleado de hospital se declara culpable de 77 delitos sexuales en niños

El sujeto podría ser condenado a cadena perpetua. 
Empleado de hospital en Inglaterra
Foto: Policía Metropolitana de Londres.
Empleado de hospital se declara culpable de 77 delitos sexuales en niños

Un empleado de un hospital en Londres, en el Reino Unido, identificado como Paul Farrell, se declaró culpable de haber cometido 77 delitos sexuales en contra de varios niños.

Los vejámenes los cometió desde 1985 hasta 2020, de acuerdo con la justicia de Inglaterra.

La investigación de las autoridades indica que Farrell se hacía amigos de los padres de las víctimas y se ganaba la confianza al punto de que le permitían quedarse en sus casas, situación que aprovechó para abusar de los niños.

“Farrell fue extremadamente calculador y tortuoso en su selección de niños: se alojó en las casas de familias complacientes y se ganó su confianza, solo para abusar de sus hijos delante de sus narices durante un período prolongado”, dijo el detective de la Policía Metropolitana de Londres, Dave Courcha.

El sujeto fue acusado de intento de violación, agresión sexual, realización de fotografías indecentes a menores y obligar a un menor a que participara en actividades sexuales, entre otros ilícitos.

Algunos de los delitos los cometía en las casas de las víctimas, otros dentro de las instalaciones del hospital, específicamente en un cuarto donde se guardaba ropa. “Es donde el acusado estuvo basado durante un largo tiempo mientras era empleado allí. Tenía una llave, cerraba la puerta y abusaba de dos niños”.

El rotativo Daily Mail publica que la investigación contra Paul Farrell inició en 2019 siendo arrestado en noviembre, pero fue hasta mayo del siguiente año que fue acusado de tres delitos ya que se le habían descubierto pornografía infantil.

Las autoridades judiciales inicialmente le impusieron libertad bajo fianza, pero la misma fue revocada con el paso de la investigación ya que localizaron a seis víctimas que lo acusaban de agresiones sexuales.

Fue ahí que descubrieron que las agresiones contra menores las inició en la década de 1980 y que los últimos abusos los había cometido, incluso, cuando estuvo en libertad bajo fianza.

“Los relatos que le dieron a la policía sobre el abuso que sufrieron a manos de Paul Farrell, y cómo les robaron su infancia, fueron desgarradores, y el resultado de hoy significa que un pedófilo depredador está ahora bajo custodia donde no puede dañar a más niños”, dijo Courcha.

En la audiencia el sujeto se declaró culpable de 77 cargos, pero las autoridades creen que puso haber cometido unos 500 delitos. Farrell podría ser condenado a cadena perpetua.

Comentarios