• Diario Digital | miércoles, 12 de agosto de 2020
  • Actualizado 09:45

Internacional - ESTADOS UNIDOS

Estudiantes organizan “fiestas” de coronavirus: el primero en contagiarse se lleva un premio

Las autoridades han tildado de "perturbador" este tipo de hechos.
Foto: Tuur Tisseghem
Foto: Tuur Tisseghem
Estudiantes organizan “fiestas” de coronavirus: el primero en contagiarse se lleva un premio

Un grupo de estudiantes en la ciudad de Tuscaloosa, de Alabama, Estados Unidos, fueron diagnosticados con coronavirus después de haberse contagiado voluntariamente al asistir a una fiesta con personas positivas.

De acuerdo con la concejal de la ciudad, Sonya McKinstry se trata de un “perturbador” juego que se ha realizado en la ciudad y sus alrededores.

McKinstry le informó a la cadena ABC que se dio cuenta el viernes y avisó al ayuntamiento de la ciudad que grupos de jóvenes estaban organizando fiestas e invitando personas diagnosticadas con coronavirus.

De acuerdo con la información, los asistentes a la fiesta tenían que comprar un boleto para poder ingresar y uno se encargaba de reunirlo dentro de un bote.

El juego consiste en “Ponen dinero en un bote e intentan contagiarse con el covid. Quién se contagia primero, recibe el bote” y valoró que “no tiene sentido, lo están haciendo intencionalmente”.

La funcionaria recordó que el virus ya ha matado a más de 127 mil personas solo en Estados Unidos, que actualmente es la nación con mayor número de casos confirmados del mundo.

El jefe de Bomberos de Tuscaloosa, Randy Smith indicó que creían que era un rumor, pero después confirmaron que las fiestas se han estado realizando en las últimas semanas.

“Pensábamos al principio que era un rumor (…) investigamos un poco. No solo los consultorios médicos lo confirman, sino que el estado confirmó que también tenían la misma información”, dijo.

Según CNN, en Nueva York también se han realizado este tipo de fiestas.

Uno de los afectados de ese estado fue interrogado por la Policía para poder ubicar a las personas con las que tuvo contacto, se negó a hablar y las autoridades lo amenazaron con multarlo si no respondía, por lo que terminó contando lo de las fiestas.

Comentarios