• Diario Digital | jueves, 22 de octubre de 2020
  • Actualizado 18:23

Internacional - Oaxaca, México

Se gradúa del bachillerato a los 80 años y ya busca estudiar en la universidad

“Me gusta estudiar, me gusta conocer las cosas, decidí aprender para que el día en que yo me muera lo que estudié se quede aquí en la cabeza y eso me voy a llevar”, expresó.
Foto tomada de Comunicación Social y Vocería de Gobierno de Oaxaca
Foto tomada de Comunicación Social y Vocería de Gobierno de Oaxaca
Se gradúa del bachillerato a los 80 años y ya busca estudiar en la universidad

Dicen que para el estudio no hay edad, y eso fue lo que aplicó Víctor Nicolás Brígido, de 80 años, quien durante la mayor parte de su vida se dedicó a labores agrícolas, pero ya culminó sus estudios de bachillerato.

Brígido estudió y se graduó en el Centro de Educación Abierta 04 Tuxtepec del Colegio de Bachilleres del Estado de Oaxaca (Cobao), y ahora ya piensa en estudiar una carrera en la universidad.

Según publicación de Comunicación Social y Vocería del Gobierno de Oaxaca, México, y retomado por Publimetro, el octogenario recorrió más de 40 kilómetros para recibir sus clases todos los jueves durante tres años.

“Me gusta estudiar, me gusta conocer las cosas, decidí aprender para que el día en que yo me muera lo que estudié se quede aquí en la cabeza y eso me voy a llevar”, expresó Brígido.

Sus profesores dijeron que ha sido uno de los mejores estudiantes, muy aplicado y dedicado en sus clases, además, entregaba la tarea como se le solicitaba.

“Cuando fui chamaco no acudí a la escuela porque no entendía el español... hablaba mi lengua madre, el chinanteco... ya cuando fui muchacho, aprendí poco a poco a hablar el español”, relató.

Aseguró que los estudios le han servido en su vida cotidiana para saber cómo cobrar su trabajo, comercializar sus productos y apoyar en su comunidad.

“Soy un hombre de trabajo (...) me dedico al campo todos los días de cuatro de la mañana a siete de la tarde (...) laboro en la siembra de maíz y frijol, así como en la crianza de cerdos”.

La sabiduría y fortaleza de don Víctor ha inspirado y estimulado a muchos jóvenes y otras personas que lo conocen.

Comentarios