• Diario Digital | viernes, 18 de octubre de 2019
  • Actualizado 12:41

Internacional - QUEDÓ IMPOTENTE

Joven de 26 años toma viagra y resulta con una erección que le dura un mes, pero acaba mutilado del pene

"Ahora tengo un pene mutilado... Me es imposible tener una erección o un orgasmo... También hay eyaculaciones involuntarias o dolores inaguantables", relató el joven.
Foto cortesía de Crónica
Foto cortesía de Crónica
Joven de 26 años toma viagra y resulta con una erección que le dura un mes, pero acaba mutilado del pene

Un joven de 26 años quedó impotente tras ser operado para hacerle bajar una erección que tuvo durante más de un mes por haber tomado viagra, según publicó el periódico argentino Crónica.

El joven identificado como Nato Thind, oriundo de Hampshire, Inglaterra, compró una pastilla azul como ya lo había hecho en otras ocasiones. Sin embargo, en esta vez su pene nunca se deshinchó y empezó a sentir un fuerte dolor; permaneció en esas condiciones durante un mes hasta que le fue inevitable ir a un centro hospitalario.

Lo médicos intentaron controlar la erección desmedida, a través de distintos métodos, como medicamentos o sacarle sangre con jeringas.

Como nada daba resultado, optaron por la cirugía y le pusieron una sonda para drenar la sangre que se había quedado acumulada en su pene.

Thind denunció que después de que su órgano volviera a su estado de flacidez, se dio cuenta de que había alguna cosa que fallaba: nunca más pudo volver a tener una erección, le cortaron parte del pene.

Atribuyó la situación a una negligencia médica al asegurar que los médicos no tenían ni idea de lo que estaban haciendo. Y es que la cirugía afectó los nervios de su órgano viril.

"Ahora tengo un pene mutilado, un glande (parte más abultada del pene) insensible... Me es imposible tener una erección o un orgasmo... También hay eyaculaciones involuntarias o dolores inaguantables", expresó el joven.

Por otra parte, la asociación británica de urólogos aseguran que uno de cada mil hombres que consume viagra sufren un problema parecido: priapismo, una erección prolongada y dolorosa.

Cuando se llega al extremo de la cirugía, uno de cada diez hombres acaban teniendo dificultades para tener una erección, un riesgo que es más alto cuanto más tiempo se ha mantenido la erección.

Comentarios