• Diario Digital | jueves, 21 de septiembre de 2023
  • Actualizado 00:00

Internacionales - Será sepultado con honores

Muere marine salvadoreño que se enfrentó a asaltantes en Los Ángeles

Carlos Segovia fue declarado muerto, aunque sus órganos se mantendrán con vida por dos días en busca para hacer donaciones.

marine salvadoreño
Fotografía de Univisión Noticias
Muere marine salvadoreño que se enfrentó a asaltantes en Los Ángeles

Carlos Segovia, el marine salvadoreño de 19 años, que el pasado viernes se enfrentó a ladrones en una calle de Los Ángeles, fue declarado muerto este martes, aunque sus órganos se mantendrán con vida por dos días para ser donados a pacientes que los necesiten.

La familia de Segovia estaba a la espera de un milagro luego que el viernes recibiera un disparo en la sien y quedara gravemente afectado. Médicos del California Hospital habían descartado las posibilidades de una recuperación pero su familia insistía en mantenerlo con vida a la espera de un milagro que no ocurrió.

La madre del joven fallecido, Sandra López, manifestó que “al ver el análisis que decía que no hay actividad cerebral, empezó mi proceso de aceptación”, y dijo entre sollozos que “el objetivo ya no es esperar su recuperación, sino mantener sus órganos con vida”.

El infante de marina permanecerá conectado a un respirador artificial mientras se tramitan las donaciones.

Al tratarse de un asesinato, la Oficina del Médico Forense del condado de Los Ángeles le practicará una autopsia al cuerpo del joven militar.

López comentó que es posible que su hijo sea enterrado en un cementerio militar en el condado de Riverside, aunque todavía no se ha determinado la fecha. “Lo van a despedir con todos los honores”, señaló la angustiada madre.

Carlos Segovia se enfrentó el viernes a un grupo de asaltantes que intentaban abrir el auto de la madre de su novia, a las afueras de la casa de esta.

La policía aún investiga los hechos y no ha reportado capturas.

La familia Segovia López se asentó en Los Ángeles en 2001 y habían adquirido la ciudadanía.

En sus días libres, Segovia era voluntario y se dedicaba a alimentar indigentes y a limpiar las calles.

Comentarios