• Diario Digital | domingo, 14 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00

Internacionales - Justicia Estados Unidos

Pandilleros salvadoreños podrían enfrentar pena de muerte por asesinar con machetes y bates a dos adolescentes en New York

El caso se suma al de otros dos salvadoreños que, en Houston, Texas, mataron a una jovencita en un ritual que algunos han calificado de “satánico”.

Fiscal de distrito de Nueva York.
En primer plano, el Fiscal de distrito de Nueva York.
Pandilleros salvadoreños podrían enfrentar pena de muerte por asesinar con machetes y bates a dos adolescentes en New York

Pandilleros salvadoreños siguen opacando la reputación de sus compatriotas en Estados Unidos. El jueves cuatro miembros de la MS 13, todos salvadoreños, fueron presentados ante una Corte Federal de Nueva York, acusados de matar brutalmente a dos adolescentes y además de cometer otros asesinatos más para sembrar en terror en Long Island.

Los salvadoreños, en su mayoría indocumentados, podrían enfrentar la pena de muerte de ser condenados. Todos están acusados por varios asesinatos cometidos entre 2013 y 2015 en Nueva York.

En una entrevista concedida a la revista Times pocos días antes de la toma de posesión el presidente electo, Donald Trump habló sobre el asesinato de las chicas de 15 y 16 años y dijo que una de las prioridades de su gobierno sería terminar con la MS 13 que había sembrado el terror en Long Island.

pandilleros Nueva York“Ellos son malvados. Son expulsados del país y regresan cruzando la frontera una y otra vez... Esto debe cambiar, mi hija no debería estar muerta”, dijo Elizabeth Alvarado, madre de una de las adolescentes asesinadas con lujo de barbarie a finales de 2016 en Brentwood, Nueva York.

De acuerdo al reporte oficial del Departamento de Justicia, del Distrito Oriental de Nueva York, la semana pasada, la Policía de la ciudad detuvo a 13 miembros de la MS, la mayoría de estos salvadoreños, acusados de provocar una “ola de violencia” en la ciudad y responsables de cometer varios asesinatos durante los últimos tres años.

Entre los detenidos está Edwin Amaya Sánchez, alias “Strong”, líder de la clica de Long Island y además líder de la clica de El Salvador Guanacos Locos Criminales Salvatruchos.

Amaya Sánchez fue deportado de Estados Unidos en 2010, pero según las autoridades estadounidenses reingresó al país en 2014. 

Otros detenidos, involucrados en el asesinato de las adolescentes, fueron identificados como Willian Castellanos, conocido como “Dizzy o Satánico”; Johnny Contreras, alias “Reaper o Conejo” y Reynaldo López Alvarado, conocido como “Mente”.

El fiscal de la Corte Federal de New York dijo en una conferencia de prensa que los detenidos “asesinaron a personas en lo que era su pena de muerte desde hace mucho tiempo en Long Island y sus alrededores”.

El asesinato de las adolescentes

Asesinadas por pandilleros salvadoreños en Nueva York.De acuerdo a los documentos judiciales a los que El Salvador Times ha tenido acceso, Nisa Mickens, de 15 años y Kayla Cuevas, de 16, fueron asesinadas por los pandilleros salvadoreños en septiembre de 2016, después de que una las jóvenes tuvo una discusión en las redes sociales con varios miembros de la MS.

Las autoridades informaron que Cuevas fue quien tuvo el altercado con uno de los pandilleros, pero aun no se conoce la razón que originó la pelea. Después del incidente en las redes sociales, uno de los detenidos “dio luz verde a otros pandilleros para asesinar a la joven”, dijeron las autoridades.

Mientras las adolescentes caminaban de regreso a sus casas, después de la escuela, los pandilleros las interceptaron en la calle, se bajaron del vehículo en el que se conducían y empezaron a golpearlas con bates.

Las autoridades dijeron que uno de los detenidos ordenó a los pandilleros atacarlas también con machetes. “Mickens, estaba en el lugar equivocado caminando con su amiga de infancia. Ambas fueron atacadas salvajemente por los pandilleros”, dijo la Policía.

El fiscal del caso, dijo también que la forma en que los pandilleros asesinaron a los jóvenes y cometieron los otros asesinatos es una "marca de la MS 13 para sembrar el terror" y señaló que todos los detenidos podrían enfrentar la pena de muerte.

Este es el segundo caso que toma relevancia en Estados Unidos y que causa conmoción por la forma en que pandilleros salvadoreños han asesinado a sus víctimas. La semana pasada, otros dos salvadoreños, miembros de la MS fueron detenidos en Houston, Texas, por el asesinato de una joven, también originaria de El Salvador.

Comentarios