• Diario Digital | jueves, 08 de diciembre de 2022
  • Actualizado 10:34

Internacionales - "La otra cara" de la religiosa

Para sus detractores, madre Teresa de Calcuta era todo "menos una santa"

Uno de los principales detractores de la religiosa sostenía que madre Teresa era amiga de dictadores, ricos y corruptos. "A los pobres les pidió resignación y los ayudó a morir, pero sin darles cuidado profesional”, asegura.

Madre Teresa
Para sus detractores, madre Teresa de Calcuta era todo "menos una santa"

La madre Teresa, que fue canonizada este domingo en el Vaticano, era el "ángel de los pobres" para algunos, pero otros aseguran que también guardaba un lado oscuro y era todo "menos una santa", ya que defendía métodos arcaicos que agravaban el sufrimiento de muchos. 

Uno de sus más fuertes críticos durante los noventa ha sido Aroup Chatterjee, un doctor bengalí que publicó en 2003 un libro en el que critica el legado de la religiosa, y quien afirma “que ni en Occidente ni en India se quiere oír porque nadie quiere saber que su ícono de la compasión, premio Nobel de la Paz, era amiga de dictadores, ricos y corruptos. A los pobres les pidió resignación y los ayudó a morir, pero sin darles cuidado profesional”.

Chatterjee, radicado en Londres, participó en el documental "Hell's Angel" (Ángel del Infierno), escrito en 1994 por el periodista Christopher Hitechens, quien expuso por vez primera vez lo que llamó "la otra cara de la religiosa".

Uno de los aspectos más criticados de la madre Teresa fue su reconocimiento al régimen totalitario del dictador de Haití Jean-Claude Duvalier, así como al de Enver Hoxha, en Albania. 

Otro de los actos que no fueron muy bien recibidos por la prensa fueron las donaciones de Charles Keating, quien fue condenado a prisión en los ochenta por realizar el mayor fraude financiero en la historia de los Estados Unidos.

Al ingresar a prisión, la madre Teresa pidió la misericordia de los tribunales a favor de Keating, a pesar que éste había robado medio millón de dólares.

Chatterjee dice desconocer el monto de las donaciones recibidas por la congregación de las Misioneras de la Calidad, fundada en 1950 por la religiosa; sin embargo asegura que se trató de una fortuna "con la cual pudo haber ayudado a vivir mejor a los enfermos".

Asimismo argumenta que dedicó su vida a expandir el catolicismo más fundamentalista, pregonando el culto al sufrimiento. “A los moribundos no se les daba ningún analgésico fuerte, incluso en los casos más extremos, y los cuidados no eran profesionales, carecían de la más básica higiene, sufrían condiciones de tortura”, señala el médico en el documental, en el que reconoce que la situación ha mejorado en los últimos años a pesar que la misma continúa siendo pésima.

¿Glorificación del dolor?

"Su objetivo último era difundir su religión a cualquier precio", asegura Chatterjee. "Convertir a un moribundo, que está inconsciente, es un comportamiento de una gran bajeza, es especialmente repugnante" dijo en una entrevista con AFP, tras asegura que la madre Teresa lo reproducía "a escala industrial". 

Muchos antiguos voluntarios han asegurado que en estos centros de acogida se glorificaba el sufrimiento y la pobreza. También han sido acusados de no distribuir cuidados mínimos, pese a los millones de dólares recibidos en donaciones. 

Tras haber sido voluntaria hace ocho años en las misiones fundadas por la madre Teresa, la estadounidense Hemley Gonzalez fundó su propia ONG en Calcuta, por sus diferencias con la organización. 

Gonzales asegura haber visto a las monjas lavar las jeringas con agua de la llave para volver a utilizarlas o haber recibido reprimendas por cortarle el cabello a los moribundos, ya que de todas formas les quedaba poco tiempo de vida. 

"Siempre se las arreglan para no responder por sus errores médicos", criticó.

Desde la muerte de su fundadora, la red de las Misionarias de la Caridad ha crecido con fuerza. Ahora gestiona un total de 758 centros en 139 países, con cerca de 5,000 religiosas trabajando. 

Pero también la opacidad de su financiamiento y la gestión del dinero que reciben de donaciones han sido cuestionados por los detractores de esta orden. 

Para su portavoz, Sunita Kumar, estas acusaciones son "estúpidas".

"El objetivo de la madre Teresa no era construir hoteles cinco estrellas, era ayudar a los pobres", indicó. 

Comentarios