• Diario Digital | viernes, 30 de septiembre de 2022
  • Actualizado 13:33

Jet Set

Moda en París: hombres frágiles o poderosos

Colecciones para todos los gustos se han presentado en la semana de la moda en París.

<p>Un modelo presenta una de las creaciones de Junya Watanabe de la colección primavera-verano 2017, el 24 de junio de 2016 en París</p>
Un modelo presenta una de las creaciones de Junya Watanabe de la colección primavera-verano 2017, el 24 de junio de 2016 en París
Moda en París: hombres frágiles o poderosos

De los hombres frágiles de Margiela o los 'robinsones' de Loewe, a los samuráis urbanos de Hugo Costa o los paracaidistas del coreano Juun.J, las pasarelas de París declinaron todas las gamas de la masculinidad.

Para la primavera-verano 2017, Maison Margiela se propuso "cuestionar los lugares comunes que definen el papel del hombre en la sociedad actual", por considerar que "en un mundo postmoderno, no hay por qué ocultar la fragilidad masculina".

Resultado: En la colección dibujada por Margiela, los trajes llevan costuras aparentes, como si fuesen finos bordados. Los hombros son redondos, los cintos delgados y se llevan muy alto. Pantalones y camisas fluidas llevan estampados de motivos pastorales.

El británico John Galliano, que tomó las riendas de la dirección artística de Maison Margiela en 2014, se ocupaba hasta ahora de las colecciones femeninas, pero pasará a crear también para la masculina a partir de la próxima temporada, precisó la marca.

- Los 'robinsones' de Loewe -

El diseñador británico J.W. Anderson presentó una colección llena de referencias marinas y elementos oníricos.

Ligera y coloreada, con mucho algodón y lino lavado, o estampados orgánicos de fósiles marinos y conchas, el verano de Loewe nos transporta al borde del mar.

Considerado como una de las estrellas ascendentes en el firmamento de la moda mundial, Jonathan William Anderson, de 32 años y oriundo de Irlanda del Norte, vive entre Londres, París y Madrid.

Algunos bolsos evocan la obra de Ouka Leele, artista española que se hizo famosa en la época de la Movida madrileña, y una minicartera con forma de animal es un peluche que nos acompaña fuera de casa.

El elemento onírico irrumpe en distintos momentos de la colección a través del dorado, anunciador del tesoro con el que soñaron en la adolescencia los lectores de Robert Louis Stevenson, y que aparece en ojotas, pantalones o en un bolso que parece un farol.

- Samuráis y paracaidistas -

En su debut en la Semana de la Moda de París, fuera del programa oficial, el portugués Hugo Costa se inspiró en la vestimenta tradicional del samurái del Japón feudal.

"No se trata tanto del guerrero como del estilo de vida tradicional, lo mezclé con mis propias ideas, con el streetwear", explicó Costa a la AFP tras el desfile.

Usó como materias el algodón, combinado con poliéster, todo muy bien terminado, en tonos de blanco, negro, rojo y beige, con efectos de volúmenes y superposición de capas.

La chaqueta de aviador "bomber" se declina en inesperadas variaciones a la hora de dialogar con la inspiración japonesa, perfecta para el guardarropa de estos samuráis urbanos.

El surcoreano Jung Wook Jun, al frente de la marca Juun.J, también apeló al "streetwear", pero él lo combinó con el uniforme militar que ya frecuentó en otras colecciones.

En conjuntos con capucha sobredimensionada y mangas interminables se imprimen las palabras "Covered" ('cubierto')y "Uncovered" ('descubierto').

Las parkas de tela ligera se inflan al caminar, transformando a los modelos en paracaidistas horizontales. Borceguíes voluminosos completan estos conjuntos militares con acentos de hip-hop.

Comentarios