• Diario Digital | jueves, 11 de agosto de 2022
  • Actualizado 15:30

Judiciales - Caso en instrucción

Absuelven a dieciocho médicos del Seguro Social acusados de causar lesiones en embarazada que perdió a su bebé

Los acusados se defendieron y señalaron que el procedimiento y los medicamentos con los que fue tratada la paciente estan dentro de la norma hospitalaria. 

bebe ok
Absuelven a dieciocho médicos del Seguro Social acusados de causar lesiones en embarazada que perdió a su bebé

El Juzgado Séptimo de Instrucción de San Salvador decidió absolver y dejar libres de culpas a 18 médicos del hospital "Primero de Mayo" que supuestamente realizaron un mal procedimiento a una paciente embarazada.

La parte juzgadora considero que las pruebas presentadas por parte de la FGR no sustentan el caso para volver a iniciar un proceso en contra de los 18 profesionales de la salud. 

“Intentan abrir bajo ningún argumento porque no hay delito que perseguir… los peritos hablan en donde el procedimiento, el tratamiento y los medicamentos para tratar a la paciente están normados”, dijo Claudia Pintín, una de las ginecólogas involucradas en el caso. 

Los imputados eran acusados por el delito de lesiones culposas en perjuicio de Aurelia S. una mujer que producto de los malos tratos recibidos por los médicos tardó varios días en reponerse a la pérdida de su bebé

Según el expediente judicial, con nueve meses de embarazo Aurelia llegó al hospital a eso de las 5:30 de la tarde del 19 de agosto del 2013. Día en el que la mujer creyó que iba a dar a luz.

Los dolores de parto comenzaron y los médicos del lugar iniciaron a monitorearla. Ellos le manifestaron que no se escucharon los latidos de su bebé, pese a eso, decidieron someterla a un trabajo de parto para sacar al bebé. A ella le pareció extraño ya que días atrás el embarazo había sido normal sin ningún problema.

En ese momento, el esposo solicitó a los doctores que le realizaran la cesárea inmediatamente pero esta petición no fue escuchada. Los médicos la introdujeron a la labor de parto ya que la vida de Aurelia estaba en riesgo.

Durante la intervención ellos observaron que el bebé no salía de ninguna forma y comenzaron a presionar el estómago para que este saliera. Era imposible, fueron 28 horas de trabajo dentro del quirófano.

Las constantes presiones en el abdomen rompieron el útero de Aurelia. Los médicos al ver que no estaba funcionando el plan, decidieron practicarle una cesárea y se encontraron con la sorpresa que el niño había muerto a causa de asfixia ya que tenía enrrollado el cordón umbilical en el cuello.

Todo el trato en esa sala provocó que ella perdiera su útero, sus ovarios y su matriz. Algo que ha derivado en que la mujer no pueda tener hijos.

Pintín, explicó que “No hay nada. Lo que pasa es que la señora por las mismas complicaciones del embarazo se le tuvo que quitar el útero pero si no tomamos esa decisión la señora se muere”.

Comentarios