• Diario Digital | lunes, 23 de mayo de 2022
  • Actualizado 20:44

Judiciales - Fue condenado a dos años de prisión

Acuchilla a su yerno en el mercado central por disputarse un cliente

El hombre fue acusado en los tribunales por intento de homicidio. No obstante, el juzgador cambió el delito por lesiones.

acuchillo-al-amigo
Acuchilla a su yerno en el mercado central por disputarse un cliente

César Antonio López Regaleño, de 25 años, y su suegro Isaías Martínez Parada, de 52, protagonizaron una trifulca en el edificio 10 del Mercado Central de San Salvador que dejó herido de gravedad a César, por lo que Isaías deberá pasar dos años en prisión.

El hecho ocurrió el pasado 10 de enero alrededor de las 11 de la mañana. 

Ambos hombres trabajaban en sus respectivos puestos en el mercado central. César ayudaba a su compañera de vida a llevar la mercadería a una clienta, cuando pasaron por el puesto de Isaías.

Él estaba desayunando, pero eso no evitó que al ver a su yerno le reclamara porque le había robado a una clienta. César respondió molesto a los señalamientos, pero no se detuvo. Cuando volvía de dejar la mercadería, Isaías volvió a increparlo: “Mono cerote, mantenido, ¿por qué no estas con tus hijos y preferís estar de mantenido?”.

Su suegro se refería a una vieja dispuesta que tenían ambos, pues César y su hija han procreado dos hijos, pero ambos han decidido vivir separados desde 2012. Eso nunca se lo perdonó Isaías y siempre se lo ha reclamado.

Eso encendió el enojo de César y aunque el origen de la pelea fue la disputa por una clienta, pronto se salió de control. César se abalanzó sobre su suegro y le dejó ir un puñetazo a la cara. Comenzaron a forcejear y a ultrajarse.

La compañera de vida de César intentó detener la trifulca, pero fue imposible. Los hombres estaban enardecidos. Fue entonces que Isaías tomó un cuchillo y en medio de los empujones logró herir de gravedad a César. Al darse cuenta que tenía una herida profunda en el estómago la pelea se detuvo.

No era la única lesión que César tenía, otra cortada en un costado y otras en las extremidades lo hicieron llamar a la Policía para recibir atención médica y denunciar el hecho. Isaías al ver lo ocurrido decidió huir del lugar.   

César fue atendido de inmediato por unos soldados que pasaban cerca de la zona y fue traslado al Hospital Nacional Rosales de esta capital.

El caso fue llevado hasta los tribunales, pues César acusó a su suegro por el delito de intento de homicidio. El juicio en contra de Isaías se llevó a cabo el pasado 12 de septiembre y fue encontrado culpable por el juez del Tribunal Sexto de Sentencia de San Salvador.

Le impusieron una pena de dos años de prisión, sin remplazo, es decir que deberá cumplir la condena en el penal La Esperanza, mejor conocido como Mariona, donde ha estado recluido desde su captura el pasado 6 de marzo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios