• Diario Digital | viernes, 22 de enero de 2021
  • Actualizado 00:13

Judiciales - San Luis Talpa

A la cárcel un empleado de Aeroman y otro sujeto por hurtarle a la empresa

Fueron descubiertos cuando el trabajador pretendía sacar equipo de la terminal aérea.
Foto: Fiscalía General de la República.
Foto: Fiscalía General de la República.
A la cárcel un empleado de Aeroman y otro sujeto por hurtarle a la empresa

El Juzgado de Paz de San Luis Talpa encontró culpables y envió a la cárcel a Óscar Ernesto Benítez Miranda y a Misael Rogel, uno de ellos empleado de Aeroman, por hurtarle equipo a la empresa.

La captura de ambos ocurrió en flagrancia el 17 de octubre de 2020, en el acceso seis de la terminal de carga del aeropuerto San Oscar Arnulfo Romero.

Según la investigación de la Fiscalía General de la República (FGR), a eso de las 6:30 de la mañana del 17 de octubre Benítez Miranda pretendía salir por el área del acceso 6 en un vehículo tipo panel propiedad de Aeroman.

Un equipo policial lo intervino y los agentes le cuestionaron a dónde iba, él le respondió que a salir de la terminal, pero se puso nervioso por lo que los uniformados empezaron a sospechar de él.

Los agentes revisaron el vehículo y encontraron una caja que contenía ocho aspas para un ventilador industrial y dos lámparas marca Milwaukee, razón por la cual le pidieron la documentación respectiva.

El sujeto dijo que no la tenía, que él solo estaba trasladado el equipo al sector de embarque, pero se puso más nervioso y en ese preciso momento recibió una llamada que los agentes hicieron que pusiera en altavoz.

Al otro lado del teléfono alguien le decía a Benítez Miranda que se apresurara, los policías al escucharlo pidieron apoyo para que se realizara una búsqueda en la zona de algún sospechoso a pie o en vehículo.

Algunos minutos después  localizaron un carro, con una persona a bordo, en el estacionamiento, por lo que acudieron a verificar y le encontraron en la cama del pick-up ocho cajas y un rollo de alambre, de los cuales no pudo presentar comprobantes de que fueran de su propiedad.

El hombre fue identificado como Misael Rogel y al ser interrogado dijo que el equipo era propiedad de un empleado de Aeroman, por lo que los policías decidieron capturarlos a ambos.

La Fiscalía acusó a ambos y el Juzgado de Paz los encontró culpables y los sentenció a ocho años de cárcel a Benítez Miranda y cinco años para Rogel, además del pago de $10 mil en concepto de responsabilidad civil.

Comentarios