• Diario Digital | Martes, 25 de Junio de 2019
  • Actualizado 14:18

Judiciales - EXCLUSIVA EL SALVADOR TIMES

Círculo íntimo del Hermano Toby sospecha que lo han envenenado

EXCLUSIVA DE EL SALVADOR TIMES | Luego que este periódico revelara el parentesco entre la esposa del líder religioso y la cabecilla de la banda conocida como la "Viuda Negra", allegados al pastor sospechan de las razones del repentino deterioro de su salud.

El pastor general del Tabernáculo Bíblico se encuentra ingresado desde hace más de tres semanas por una complicación, tras unas diálisis.
El pastor general del Tabernáculo Bíblico se encuentra ingresado desde hace más de tres semanas por una complicación, tras unas diálisis.
Círculo íntimo del Hermano Toby sospecha que lo han envenenado

Al Hermano Toby lo han envenenado. Es lo que sospecha su círculo íntimo tras la caída estrepitosa de su salud de manera repentina; y las miradas estarían apuntando a su actual esposa.

Esta hipótesis ha cobrado fuerza sobre todo después de conocer que Gabriela Guadalupe Flores de López Bertrand, la esposa de 25 años del veterano Pastor, es hermana por parte paterna y según la Fiscalía, de Esmeralda Aravel Flores Acosta, la mujer que fue capturada la semana pasada por ser presunta cabecilla de un grupo conocido como las "Viudas Negras". Y porque justo después de casarse comenzaron los problemas de salud del Hermano Toby.

La banda de las “Viudas Negras” reclutaba mujeres para asesinar a sus esposos y cobrar sus seguros de vida y hacerse con otros bienes de sus parejas. En la estructura también están involucradas otras dos cuñadas del Hermano Toby (hermanas de su joven esposa): Karla Jennifer Flores Acosta, de 33 años, y María Cristina Flores de Cruz, de 45.

Eso ha alertado a las personas cercanas al pastor general del Tabernáculo Bíblico Bautista “Amigos de Israel”, Edgard López Bertrand, quienes han comenzado a poner los ojos sobre Gabriela y la salud del Hermano Toby, pues se encuentra en estado crítico y su decaimiento fue de manera inesperada —según gente que lo conoce de cerca y que habló con El Salvador Times a condición de anonimato por no estar autorizados por la familia para dar declaraciones—. 

De hecho, estas personas dijeron a El Salvador Times que ellos han tenido conocimiento de exámenes médicos que revelan que el Pastor tiene elevados los índices de plomo y aluminio en sangre, mismos que este periódico no ha podido corroborar porque no ha tenido acceso a esos estudios.

No obstante, esto de los supuestos niveles tóxicos de plomo y aluminio (además de las recientes capturas de las hermanas de la esposa de Toby) han alertado aún más al círculo íntimo del pastor; estas personas sospechan que incluso que su misma esposa podría haberlo "envenenado" y dañado sus riñones mediante el suministro de alguna sustancia de manera paulatina. Incluso, hay planes de solicitar una investigación fiscal.

El decaimiento del pastor

En octubre de 2012, el Hermano Toby sufrió un derrame cerebral hemorrágico cuando tenía 73 años. A este primer evento le sucedieron dos más que dejaron al Pastor con un grave estado neurológico.

Quedó paralizado de la mitad del cuerpo, sin poder articular bien palabras y sin poder valerse por sí mismo. De hecho, en aquel momento necesitó de ayuda para completar las necesidades básicas como bañarse, asearse y vestirse. Sin embargo, con la atención debida y las terapias pertinentes el Hermano Toby volvió a caminar —aunque de manera asistida— y volvió a predicar.

Esto dejó a conocidos y a extraños sorprendidos por la pronta recuperación y la fuerza que poco a poco el predicador fue presentando. Sin embargo, siempre necesitó estar bajo el cuidado de enfermeros que estaban asistiéndolo en todo momento y pendiente de sus medicamentos, tal como él mismo lo contó en sus primeras prédicas tras los derrames.

Cuando el Pastor mejoró sustancialmente su salud fue que conoció a Gabriela y tras varias críticas que surgieron por la relación, sobre todo por la diferencia de edad, el Hermano Toby anunció en un culto que se casaría con la joven.

Fue el 17 de diciembre de 2016 que Gabriela se convirtió en la cuarta esposa del religioso. Debido a la mejora que presentó y a la estabilidad que alcanzó en su condición incluso dejó de recibir ayuda asistida de enfermeros, tal como él mismo lo contó en varios cultos tras su mejora.

De hecho, en sus prédicas quedó en evidencia la evolución de a salud del religioso, pese a que siempre necesitó ayuda para movilizarse. Fue entonces Gabriela quien se quedó a cargo del cuidado del líder espiritual.

Los últimos sermones

En un sermón ofrecido por el pastor, el penúltimo que dio en su iglesia el pasado 2 de julio, aseguró que ya estaba siendo sometido a hemodiálisis.

En medio de la oración inicial del culto dice: “Dale la salud al pastor que ahora está en hemodiálisis. Estamos buscando un donante por la fe, orando todos los días. Ayúdalo a seguir adelante”. El siguiente culto —y el último— que ofreció fue el 6 de julio en que el volvió a pedir por un milagro por la salud de todos los enfermos, incluido él.

En medio del sermón, el pastor dijo claramente lo que quiere de Dios en ese momento: “Aprender a caminar solo, y no me apena ni nada, pero algunas veces cuando vamos a cenar me da pena que mi esposita, siendo tan joven, me ande jalando. Me da pena. Yo quisiera caminar solo. Ella me espera en la casa y me ayuda y yo agradezco, pero me da pena”.

Luego de eso, ya no asistió a la iglesia a dar sermones. Fue hasta inicios de noviembre que trascendió que la salud del Hermano Toby decayó y tuvo que ser ingresado de emergencia, donde lleva ya más de tres semanas en estado crítico.  

Su hijo, Edgard López Bertrand, mejor conocido como Toby Jr., fue quien informó el pasado 23 de noviembre a través de sus redes sociales que su padre está “atravesando momentos difíciles producto de una diálisis” debido a que tiene problemas en los riñones, un padecimiento que no había presentado hasta mediados de este año y que se fue deteriorando rápidamente.

Ahora la salud del pastor es incierta y no se han dado a conocer mayores detalles. Sin embargo, se sabe que es delicada.

Tras la publicación de este medio sobre los documentos que revelan que la esposa del Hermano Toby es hermana de “La Viuda Negra”, las sospechas de que la joven Gabriela ella esté involucrada en este decaimiento no se han hecho esperar, sobre todo, porque era ella quien cuidaba al religioso en sus últimos días de sanidad.

Sin embargo, esas son solo sospechas. Y la presunción de inocencia es un imperativo jurídico en este país.

Comentarios