• Diario Digital | domingo, 05 de febrero de 2023
  • Actualizado 12:40

Judiciales - Cheque sin fondos

Comerciante que se iniciaba en el negocio de camarones estafó a su proveedor y deberá responder en tribunales por deuda de $2,068

Pese a que desde un inicio el novato comerciante incumplió con lo pactado con su proveedor este realizó dos entregas por las cuales le entregó un cheque que no pudo cobrar al no tener fondos la cuenta bancaria.

Venta de camarones
Ambos comerciantes decidieron hacer un trato sin imaginar que este terminaría en un tribunal.
Comerciante que se iniciaba en el negocio de camarones estafó a su proveedor y deberá responder en tribunales por deuda de $2,068

Un empresario de camarones recibió un cheque sin fondos como paga luego de cerrar un negocio con un pequeño comerciante de Ciudad Merliot que ahora deberá responder por la deuda desde los tribunales.

Desde hace algún tiempo, René V., de 33 años de edad, había emprendido un pequeño negocio familiar donde se dedicaba a criar camarones en San Vicente para luego comercializarlos a nivel nacional.

El éxito era notable y entre su cartelera de clientes se encontraba desde grandes empresarios hasta pequeños comerciantes como Francisco G., de 22 años, quien le ofreció hacer un trato para surtir un local en la referida zona del departamento de La Libertad.

Las relaciones comerciales entre ambos se dieron por iniciadas en julio de 2018 con un cargamento de camarones valorado en $1,034 y que sería entregado en dos partes, siendo en el segundo que Francisco tendría que liquidar su deuda. 

Pasaron las semanas, el negocio del camarón era rentable para el imputado que decidió pedir un nuevo cargamento; esto puso muy feliz a René ya que sentía que su crianza era buena y que sus clientes confiaban en él. 

Pero la satisfacción de la víctima termino convirtiéndose en una pesadilla. Luego de la primera entrega su socio irrespetó el acuerdo inicial y no le pagó por el producto, sin embargo, prometió pagarle lo antes posible y este terminó aceptando. 

En esa misma platica Francisco le dijo necesitaría un nuevo cargamento de camarones y que a partir de las nuevas ventas saldaría su deuda. Ambos cerraron el trato sin imprevistos. 

Se llegó la segunda entrega y su cliente estaba listo para recibir el cargamento, pero esta vez le solicitó que le diera más tiempo para poder pagarle lo adeudado que para inicios de agosto ya ascendía a $2,068.00.

Según la relación de los hechos, fue hasta el 12 de agosto que Francisco le entregó un cheque a René quien inmediatamente se dirigió al banco con la esperanza de cobrarlo y ver las ganancias de un negocio de dos meses.

“El cheque no tiene fondos”, fue la respuesta que la víctima recibió de un agente bancario la cual le cayó como balde de agua fría, por lo que decidió llamarle al hombre para que le diera una explicación al respecto.

Según el testimonio de la víctima, Francisco siempre se mostraba esquivo y nervioso ante los cuestionamientos que le realizó hasta que no supo más de él.

Finalmente, René decidió poner una denuncia contra su socio por el delito de cheque sin provisión de fondos y tras una investigación fue puesto a la disposición del juzgado Quinto de Sentencia de San Salvador.

En libertad, el imputado se encuentra a la espera que se le notifique la fecha del juicio en el que se determinara su responsabilidad penal.

Comentarios