• Diario Digital | miércoles, 25 de mayo de 2022
  • Actualizado 06:29

Judiciales - Portación irresponsable de armas

Condenan a alcalde de Tacuba a tres años de prisión por portar arma de fuego cuando estaba ebrio

El hecho ocurrió el 10 de agosto del año 2017 a las 6:40 de la tarde, en el cantón Los Huatales, en la calle que conduce de Ahuachapán hacia Tacuba.

Joel Ernesto Ramírez Acosta Tacuba
Condenan a alcalde de Tacuba a tres años de prisión por portar arma de fuego cuando estaba ebrio

El alcalde de Tacuba, Joel Ernesto Ramírez Acosta, fue condenado por el Tribunal de Sentencia de Ahuachapán a tres años de prisión, luego de haber sido procesado judicialmente por el delito de tenencia, portación o conducción irresponsable de arma de fuego. El funcionario que llegó al cargo bajo la bandera de ARENA fue detenido en agosto anterior con armas de fuego mientras estaba ebrio.

La pena impuesta al funcionario le será reemplazada por trabajos de utilidad pública, mismos que serán supervisados por un Juzgado de Vigilancia Penitenciaria.

Durante la vista pública, la Fiscalía presentó la declaración de un perito del Instituto de Medicina Legal (IML), quien acreditó que dos horas después de la detención del imputado, este presentaba signos de encontrarse bajo el efecto de bebidas embriagantes.

Pese a que Ramírez Acosta portaba legalmente el arma de fuego, pues tenía licencia para ello, el delito de tenencia y portación irresponsable de arma de fuego se configuró al encontrarse en estado de ebriedad al momento de su detención. Al momento de la captura, llevaba una pistola 9 mm y una UZI, además de varios cargadores, que le fueron decomisados.

De acuerdo con las investigaciones hechas por el Ministerio Público, el hecho ocurrió el 10 de agosto del año 2017 a las 6:40 de la tarde, cuando se conducía en un vehículo por el cantón Los Huatales, en la calle que une los municipios de Ahuachapán y Tacuba.

Agentes policiales que se encontraban en la zona hicieron señal de alto al jefe edilicio y este desobedeció, por lo que le dieron persecución y lo lograron capturar varios metros adelante.

Antecedentes con la ley

Esta no sería la primera vez que Ramírez Acosta enfrenta cargos. En octubre de 2017, el alcalde fue sancionado por los magistrados del Tribunal de Ética Gubernamental (TEG), por lo que le impusieron el pago de una multa de $6,729.

El motivo fue la falta a la Ley de Ética Gubernamental (LEG), tras infringir dos prohibiciones basadas en el artículo 6: utilizar indebidamente los bienes muebles o inmuebles de la institución para hacer actos de proselitismo político y por denegar los servicios de la clínica médica municipal.

El aún jefe edilicio fue sancionado luego de que colocara propaganda del partido ARENA, con el que llegó a gobernar el municipio del occidente del país, junto con su nombre sobre las paredes de la alcaldía, del cementerio general y del parque central. Además, en dos vehículos que pertenecen a la comuna.

Comentarios