• Diario Digital | sábado, 08 de mayo de 2021
  • Actualizado 01:57

Judiciales - Vista pública

Condenan a cinco años de prisión a Vicente Ramírez, dirigente de vendedores informales

Lo condenaron por el delito de agrupaciones ilícitas. El juez emitió su fallo con base en las escuchas telefónicas en las que se comprobó que el dirigente colaboraba con una pandilla.
Vicente Ramírez
Foto tomada de Centros Judiciales
Condenan a cinco años de prisión a Vicente Ramírez, dirigente de vendedores informales

Vicente Ramírez, dirigente de vendedores ambulantes de la capital, fue condenado a cinco años de prisión al ser acusado por el delito de agrupaciones ilícitas.

La condena contra Ramírez se dio a conocer durante la vista pública realizada el miércoles en el Juzgado Especializado de Sentencia “A” de San Salvador.

El juez emitió su fallo con base en las escuchas telefónicas en las que se comprobó que el dirigente de los vendedores colaboraba con una pandilla.

Se estableció que el condenado organizaba y establecía reuniones con líderes de pandillas para recolectar el dinero producto de la extorsión que cobraban a comerciantes en el centro de San Salvador.

Durante la vista pública también fueron condenados 27 pandilleros a 183 años de prisión por los delitos de agrupaciones ilícitas, extorsión agravada, contrabando de mercadería, homicidio agravado, tráfico de drogas y proposición y conspiración en el delito de homicidio agravado.

Una fuente de los centros judiciales detalló que entre los condenados están: José Roberto Ayala, quien recibió 183 años de prisión; Alba Lilian Gómez Gómez, condenada a 117 años; y José Mauricio Orellana, que deberá purgar 111 años de cárcel.

En la audiencia fueron absueltos siete procesados debido a que, para el tribunal, no se comprobó que ellos participaron en los delitos de los que se les acusaba.

El juez dijo que se comprobó la participación en 17 casos de extorsión a diferentes negocios del centro de la capital —los cuales quedaron establecidos en las intervenciones telefónicas—, en los que se escuchan las exigencias que los ahora condenados les hacían a sus víctimas.

Comentarios