• Diario Digital | domingo, 29 de enero de 2023
  • Actualizado 00:00

Judiciales - Caso inició en 2004

Gerente de Monelca procesado por violar y embarazar a la esposa de un amigo

La mujer murió en 2016 de cáncer y su viudo denuncia un bloqueo del caso en la Fiscalía debido a una vieja amistad entre el acusado y un exfiscal jefe antiextorsiones. 

Gerente de Monelca procesado por violar y embarazar a la esposa de un amigo

Un empresario de La Libertad pide justicia a las autoridades por la violación y embarazo de su esposa, quien presuntamente fue abusada sexualmente por el gerente de la empresa para la cual ella trabajaba.

Henry Darío Molina Novales viudo de la víctima recordó que la amistad que lo unía a José Guillermo López Martínez, a quien conocía desde que estudiaban juntos en el Colegio Santa Cecilia de Santa Tecla, le permitió tener la confianza para pedirle que le diera trabajo a su esposa Celina Lizbeth Santos Aguiluz.

López Martínez era gerente de maquinaria de la empresa Monelca, de la cual Novales era proveedor. Así, con esos antecedentes de amistad y negocios, su esposa entró a trabajar como secretaria del gerente López Martínez a suplir la vacante de una mujer que había sido despedida.

Ya estando bajo su mando, López Martínez intentó seducirla. Sin embargo, al ver que ella se resistía, decidió proceder con un sicario para privarla de libertad y violarla, declara el esposo de la mujer.

Según lo planteado en la acusación fiscal, cuyo caso tiene reserva judicial, un sujeto identificado como José Luis Flores Mendoza es el sicario que López Martínez contrató para amedrentar a la mujer para someterla y que accediera a sus peticiones sexuales. Fue así que su jefe logró violarla en varias ocasiones entre los años 2004 y 2005.

El gerente –quien es un ingeniero de profesión- grababa los encuentros sexuales que sostenía con la mujer, a quien también torturaba. Una lesión en la quijada es señalada como secuela de los actos a los que era sometida la víctima y que se presentaron como evidencia de los hechos.

Según se plantea la acusación, fueron seis veces las que el gerente de Monelca abusó de la mujer en encuentros que sostuvo con ella en diferentes moteles de La Libertad y hasta en las oficinas de Monelca.

Despido

Luego de repetidas agresiones contra Celina, López Martínez, el presunto abusador decide despedirla sin importarle que esta estuviera esperando un hijo de él, producto de las violaciones de las que fue víctima.

Pese a no ser un hijo deseado, la mujer decidió tener al hijo producto de estos abusos, mientras que su esposo decidió reconocerlo como suyo. El menor ahora es la clave principal en el caso contra este gerente.

Según la versión del esposo de la víctima, el despido lo justificaron acusándola de haberle robado cerca de $40,000 producto del pago de los proveedores. En aquel momento, Novales decidió pagar el dinero faltante para evitar que su pareja fuera acusada de robo.

Durante cinco años y por sentir la amenaza de su exjefe contra la familia, la mujer guardó silencio. No fue sino hasta 2010 que, en compañía de su esposo, decidió poner la denuncia contra López Martínez.

Monelca1

Bloqueo 

Luego de presentar la denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR), la pareja se encontró con un nuevo problema.

Un alto cargo de esta institución –que conocía a los dos hombres involucrados- decide interceder en el proceso tratando de poner a Novales contra su esposa.

“El fiscal me dijo que mi mujer me había sido infiel y que la iba a meter presa 12 años por haber mentido”, remarcó Novales al resumir el encuentro que tuvo con el entonces jefe fiscal antiextorsiones, quien luego cambio de puesto en la FGR, pero quien renunció repentinamente hace un par de semanas.

Novales también fue informado por un inspector de la Policía destacado en Colón que desde la Unidad de la Mujer de la Fiscalía se le ordenaba archivar el caso. Tal es el caso que el proceso pasó parado en las oficinas fiscales de 2010 hasta a mediados de 2016.

Fue hasta marzo de ese año que la mujer decide realizar una acción desesperada y colocó una pancarta ubicada frente a la sede fiscal en Santa Elena, en la que exigió a las autoridades resolver su caso.

Aquejada por un cáncer de vientre, por fin Santos Aguiluz fue escuchada y el actual fiscal general, Douglas Meléndez, se dio cuenta del caso y le ordena al fiscal adjunto, Aquiles Parada, seguir de cerca el proceso y realizar las pruebas de cámara Gessel.

Los resultados cayeron en manos del mismo exfiscal antiextorsiones que había tenido "engavetado" el caso y quien trató de convencer a Novales, en 2010, de que nunca hubo tal violación, sino todo fue producto de la infidelidad de su mujer.

Monelca2

La muerte de la víctima

Celina antes de morir –en mayo de 2016- rindió su declaración a la representación del Ministerio Público. La mujer relató los hechos postrada en una cama del hospital Médico Quirúrgico del Instituto del Seguro Social, donde era atendida.

El pasado 11 de septiembre de 2017 y pese a que la Fiscalía, representaba por Marilú García de Martínez y María Deysi Menjívar de Pocasangre, solicitaron el sobreseimiento para los dos imputados, la jueza decidió que el caso pasara a la etapa de Instrucción.

El Juzgado Primero de Instrucción de Santa Tecla recibió el pasado 13 de septiembre el proceso y esta semana estaría decidiendo la fecha para la audiencia preliminar en la que se decidirá si el caso pasa a juicio o no.

Monelca3

Lea mañana los motivos que llevan a Fiscalía a pedir el sobreseimiento de los imputados y los reparos ordenados por la jueza a cargo del proceso.

 

Aclaración

Comentarios