• Diario Digital | viernes, 24 de septiembre de 2021
  • Actualizado 09:19

Judiciales - San Vicente

Hermanos fingieron muerte en accidente de tránsito para cobrar seguro de crédito hipotecario de $84,000

Ambos se aprovecharon de que en el lugar un vehículo se había accidentado y dentro fue encontrado un cuerpo calcinado. 

Hermanos querían cobrar seguro
Foto: Fiscalía
Hermanos fingieron muerte en accidente de tránsito para cobrar seguro de crédito hipotecario de $84,000

Los hermanos Manuel Alejandro y German Ernesto Murcia fingieron la muerte de uno de ellos en un falso accidente de tránsito para cobrar el seguro de un crédito hipotecario por $84,000.

Mediante investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) se determinó que el 29 de junio de 2016, en el kilómetro 50 de la carretera Panamericana, en el cantón La Virgen del municipio de Tepetitán, en San Vicente, los hermanos Murcia fingieron la muerte de Manuel Alejandro en un accidente.

Ambos se aprovecharon de que, en el lugar, un vehículo Chevrolet Spark se accidentó y dentro del automotor fue encontrado un cuerpo calcinado.

German Ernesto dijo a las autoridades que el calcinado era su hermano Manuel Alejandro, por lo que tramitó la certificación de las diligencias de investigación para presentarlas al banco y que le hicieran efectivo el pago de de una póliza por más de $4,300.

A los días, intentó reclamar el seguro de un crédito hipotecario por un valor de $84,000 por la supuesta muerte de su hermano Manuel Alejandro.

Las investigaciones comenzaron y, meses después, los hermanos fueron capturados mediante una orden emitida por la FGR en octubre de 2019 en el departamento de La Unión.

Los dos enfrentaron el viernes 3 de septiembre la vista pública en el Juzgado de Sentencia de San Vicente y fueron condenados a 28 años de cárcel al ser encontrados culpables por los delitos de homicidio, simulación del delito, fraude procesal y estafa agravada.

Las pruebas que avaló el juez para emitir su condena resolutoria fueron presentadas por fiscales de la Unidad de Vida de la sede de la FGR en San Vicente.

Comentarios