• Diario Digital | jueves, 29 de julio de 2021
  • Actualizado 08:36

Judiciales - Durante juicio

Hermanos que trabajaban en empresa de plásticos son condenados por faltante de más de $160,000

La mujer era la tesorera, y el dinero y cheques que recibía no lo depositaba completamente, sino que se quedaba con una parte; el hermano trabajaba de contador y omitió informar sobre las irregularidades.
Hermanos Pérez
Foto tomada de Centro Judiicial Isidro Menéndez
Hermanos que trabajaban en empresa de plásticos son condenados por faltante de más de $160,000

Los hermanos Francisca Virginia Pérez de Hernández y Juan José Pérez Joya fueron condenados por el Tribunal 5° de Sentencia después de ser encontrados culpables de un faltante de $160,389 en la empresa Plásticos Diversos S.A de C.V.

Durante el juicio se estableció que Francisca Pérez laboró como tesorera en dicha empresa, y su rol era recibir el dinero en efectivo que ingresaba a caja chica y los cheques con los que pagaban los clientes.

Ella enviaba por correo electrónico a la Gerencia Financiera con los montos totales que recibía; no obstante, el total del dinero no lo depositaba a las cuentas bancarias de la empresa, sino que ella se quedaba con una parte del efectivo.

Con respecto a Juan José Pérez, trabajaba como contador en la compañía y en el juicio el juez consideró que el sujeto omitió informar sobre las irregularidades que la hermana estaba realizando.

El juzgado argumentó que este no sustrajo directamente el dinero, sino que ocultó la información sobre las irregularidades.

Los dueños de la empresa explicaron durante el juicio que se enteraron del faltante del dinero debido a que Juan José renunció del trabajo para dedicarse a ser pastor evangélico.

Al contratar un nuevo contador, este les informó sobre el faltan de los más de $160,389.

El juez condenó a Francisca Pérez a cuatro años de cárcel por el delito de administración fraudulenta en perjuicio de la empresa Plásticos Diversos S.A de C.V y al pago de $130 mil, en concepto de responsabilidad civil.

Al hermano quien fue procesado por el mismo delito, se le impuso una condena de dos años y seis meses de prisión, los cuales serán sustituidos por trabajos de utilidad pública; además se le condenó al pago de $30 mil 389.

Comentarios