• Diario Digital | jueves, 13 de mayo de 2021
  • Actualizado 09:53

Judiciales - Cuscatlán

Mataron a mujer por negarse a prostituirse ante orden de su compañero, un cabecilla de pandillas que estaba preso

El crimen ocurrió en agosto de 2015.

 

Feminicidas
Foto: FGR.
Mataron a mujer por negarse a prostituirse ante orden de su compañero, un cabecilla de pandillas que estaba preso

Dos integrantes de una pandilla han sido condenados a 50 años de cárcel por el homicidio agravado en perjuicio de la compañera de vida de un cabecilla que está recluido en un centro penal del país.

Los hechores son David Ernesto Vásquez y José Armando Vivas, mientras que su víctima se llamaba Sofía de Lourdes Mendoza.

La investigación establece que el 3 de agosto de 2015 la víctima estaba en su casa en el cantón La Esperanza, jurisdiccional de San Pedro Perulapán, Cuscatlán, cuando los dos sujetos ingresaron por la fuerza.

Los sujetos se llevaron a la mujer a un sitio poco transitado, la asesinaron y huyeron de la zona.

El cuerpo sin vida fue localizado por lugareños y alertaron a la Policía Nacional Civil (PNC) y Fiscalía General de la República (FGR).

Las autoridades comenzaron las investigaciones y descubrieron que la víctima era compañera de vida de un cabecilla de pandillas que está recluido en la cárcel.

También indagaron que el pandillero preso obligaba a la mujer a prostituirse y que el dinero que obtenía le era enviado a él, cuestión de la que la mujer se cansó.

“La muerte de la mujer se dio debido a la negativa de prostituirse, ya que el dinero que recibía por los servicios sexuales era enviado directamente al pandillero, de quien la víctima era compañera de vida y cuya práctica la venía realizando desde hace mucho tiempo atrás”, indicó un fiscal del caso.

Las autoridades localizaron a los dos sujetos, los arrestaron y los acusaron de femicidio agravado.

El caso avanzó hasta el Tribunal Especializado de la Mujer donde se determinó la culpabilidad de Vásquez y Vivas; fueron sentenciados a 50 años de cárcel y se les impuso $5,000 en concepto de responsabilidad civil.

Comentarios