• Diario Digital | Miércoles, 20 de Marzo de 2019
  • Actualizado 05:11

Judiciales - CONDENA

Motorista de empresa de lácteos se alió con pandilleros para extorsionar a empresario y es condenado a 11 años de prisión

Se les decomisó teléfonos celulares, la motocicleta y el dinero que previamente fue seriado por los investigadores.

Fue extorsionado por seis meses.
Fue extorsionado por seis meses.
Motorista de empresa de lácteos se alió con pandilleros para extorsionar a empresario y es condenado a 11 años de prisión

Un repartidor de quesos de la Pandilla 18 fue condenado, junto con otro de sus secuaces, a 11 años de prisión luego de exigir miles de dólares a un empresario en una colonia de San Salvador.

Por seis meses Óscar Armando Zavala, de 29 años de edad, y William Rodríguez, de 20, tuvieron ingresos de $3,000 producto de las amenazas realizadas al propietario de un negocio de la capital.

Las investigaciones señalan que Zavala intercalaba su tiempo como motorista de una empresa privada con su faceta de delincuente la cual desarrolló cuando conoció a Rodríguez, un pandillero.

Si ningún grado académico, casi un completo analfabeta, el motorista pasó de llevar una vida con $340 mensuales a los lujos que el cobro de la extorsión le dejaba a él y a su cómplice.

La extorsión

El 17 de julio del 2017, un grupo de pandilleros interceptó a uno de los empleados del empresario para que le llevara un número de teléfono al que se debía de comunicar, de no hacerlo los delincuentes iban a atentar en su contra.

En la llamada obligada que hizo el empresario, los delincuentes le exigieron un pago de $3,000 que tendría que entregar a final del mes. Asustado, la víctima accedió a la petición y dio el monto exigido. Por seis meses esto se convirtió en rutina.

La paciencia del empresario llegó hasta el 22 de febrero de 2018 cuando interpuso la denuncia correspondiente ante las autoridades que montaron un operativo para dar con los extorsionistas.

Los delincuentes al parecer tuvieron un antojo y le exigieron $150 al empresario quien fue suplantado por un agente que llegó con el paquete a una cancha en la colonia 4 de Abril, en San Salvador.

A la cita con el investigador encubierto llegó Giovanni B., quien tras recibir el dinero salió corriendo hasta una motocicleta que era conducida por Zavala para dirigirse hasta donde se encontraba Rodríguez a quien le entregaron el paquete.

Los delincuentes no se habían percatado que en el paquete recibido no había dinero y antes que eso ocurriera los investigadores los interceptaron en los estrechos pasajes de la referida colonia de la que no pudieron escapar.

Solo dos fuerobn procesados

A los imputados se les decomisaron teléfonos celulares, una motocicleta y el dinero que previamente fue seriado por los investigadores.

De los tres señalados solamente dos llegaron a la etapa de sentencia en la que sus abogados defensores señalaron que no había ninguna prueba que vinculara a sus clientes con las amenazas al empresario.

El Salvador Times consultó a los fiscales del caso los motivos que se tenían para que Giovanni no fuera procesado y de manera escueta explicaron que él había sido asesinado en noviembre de 2018.

Tras varias horas del desfile probatorio, el juez dio por cerrado los debates y una corta deliberación los condenó a 11 años de prisión. Zavala seguirá resguardado en “La Esperanza”, mientras que Rodríguez continuará en el centro de penal de Quezaltepeque.  

Comentarios