• Diario Digital | martes, 17 de mayo de 2022
  • Actualizado 20:00

Judiciales - Juicio ordinario

Pablo Gómez, el único imputado del caso Saca que no aceptó los cargos: "Se está aclarando todo, soy inocente"

El exauxiliar contable de Casa Presidencial era el último en la cadena de mando dentro de la jerarquía creada por el expresidente Saca para desfalcar las arcas del Estado y ahora es el último de la fila que lucha por demostrar su inocencia.

pablo gomezllll
Con el título de bachiller, opción contador, logró llegar a ser un “un hombre de confianza del presidente” desde la época de los noventa en la legislatura del exmandatario Armando Calderón Sol hasta la administración de Salvador Sánchez Ceren.
Pablo Gómez, el único imputado del caso Saca que no aceptó los cargos: "Se está aclarando todo, soy inocente"

El exauxiliar de la Unidad Financiera Institucional (UFI) de Casa Presidencial, Pablo Gómez, enfrentó el primer día del juicio ordinario en su contra al ser el único que no aceptó confesar los delitos que se le atribuyen en el caso “Destape a la Corrupción”.

“Se está aclarando todo”, dijo Gómez al romper el silencio con un tono sereno. “Soy inocente”, continuó mientras sonreía y levantaba su mano derecha despidiéndose de quienes estaban a su alrededor luego de finalizada la jornada en la que se presentó un peritaje sobre su patrimonio.

Gómez optó por el silencio pese a que escuchó que su nombre fue repetido en innumerables ocasiones por los otros imputados, algo que lo llevaría a pasar en prisión por los próximos 25 años. 

“Después de dos años presos, el honor y la imagen ya no les importa mucho sino más bien su libertad y recuperarla es una negociación importante como para cualquier ser humano”, alegó en su momento la abogada Tania Pastor, tratando de encontrar una explicación a la decisión de su cliente..

La parte defensora hizo desfilar a un experto financiero quien revisó el patrimonio de Gómez y el material contable proveniente de la cuenta “Gastos Reservados de la Presidencia” la cual estaba a su nombre.

Carlos Tejada, especialista en temas contables, explicó que Antonio Saca fue quien dio la orden de poner a nombre de Gómez las cuentas, además, señaló que este era el encargado del manejo del efectivo. 

Según testigos de Fiscalía, Gómez retiraba montos aproximados a los $50,000 los cuales trasladaba en bolsas de manila, siendo custodiados por personal de seguridad hacia la oficina del secretario privado de la presidencia, Elmer Charlaix.

Durante el desfile de las pruebas que lo incriminaban Gómez se mantuvo con la mirada baja y siempre trataba de pasar desapercibido en medio del resto de los imputados.  

Su patrimonio se elevó por el ahorro

Cuando Saca asumió la Presidencia, Gómez tenía un patrimonio de $24,433 y este ascendió a finales de 2009 a $43,352.77. En estos montos el perito enfatizó que adenpas del dinero que tenía en una cuenta bancaria se sumó una casa, dos propiedades más y un vehículo.

Para 2015, el exauxiliar contable presentó en su declaración de probidad que su riqueza era de $137, 372.17. que era justificable por su largo periodo como empleado de Casa Presidencial.

“Se logró acreditar el hábito de ahorro. En 2009 continúa ahorrando y el perito dice que es razonable el incremento patrimonial que tiene en razón del salario que recibía mensualmente”, aseguró Roberto Claros, otro de los abogados de Gómez.

El defensor de este imputado se negó a responder los cuestionamientos realizados sobre el salario que recibía su cliente, esto para tener más claro la cantidad de dinero que pudo haber guardado Gómez.

La parte fiscal se niega a creer las valoraciones del exempleado de Capres argumentando que "las pericias establecen que esos incrementos es a partir del desvió de fondos de la presidencia de la República”, explicó uno de los fiscales a cargo del proceso.

El peritaje expuesto la semana pasada contradijo al que fue presentado ayer debido a que se dijo que el patrimonio de Gómez para 2004 era de $36,987.57 y que para 2009 este aumentó a $63,297.

La defensa alegó que dicha pericia englobó una cuenta bancaría personal y las correspondientes a gastos reservados de la presidencia. “Las cuentas siempre fueron denominadas ‘Gastos Operativos de la Presidencia’, obviamente amarradas al nombre de Pablo Gómez por la necesidad que requiere la Superintendencia del Sistema Financiera de poder amarrar las cuentas a los nombre de esta persona natural”, valoró.

¿Quien es Pablo Gómez?

Con el título de bachiller en contaduría, este hombre logró llegar a ser el hombre de confianza de varios presidentes ya que inició sus labores en Capres cuando Armando Calderón Sol asumió en el poder.

Francisco Flores, Antonio Saca, Mauricio Funes y Salvador Sánchez Ceren confiaron en Gómez para que fuera el encargado de recoger el dinero proveniente de la cuenta a discresión de la que por ley disponen todos los mandatarios.

Gómez era el último en la cadena de mando dentro de la jerarquía creada por el expresidente Saca para desfalcar las arcas del Estado y ahora es el último de la fila que lucha por demostrar su inocencia.

En los próximos días se espera el desfile del resto de los peritos que pretenden salvar al auxiliar contable de la UFI de ser condenado a la pena máxima que podría llegar a los 25 años de prisión mientras tanto al FGR se aferra a su posición de culpabilidad.

Cualquiera que sea la decisión, Gómez va a seguir recluido en prisión debido a que también es señalado en el caso que se tiene contra Mauricio Funes en el que se le atribuye haber llegado con bolsas para basura a recoger el dinero del primer presidente del FMLN.

Comentarios