• Diario Digital | jueves, 22 de agosto de 2019
  • Actualizado 03:14

Judiciales - TRIBUNAL CUARTO DE SENTENCIA

Salvadoreña que trabajaba en Cancillería y su marido engañan a joven costarricense para quedarse con su bebé

De acuerdo con las autoridades, el incidente ocurrió en el año 2017, donde Claudia Esperanza Aguilar Garza y Nils Sjard Schultz contactaron por redes sociales a una mujer embarazada de Costa Rica para un proceso de adopción.

Imagen de referencia.
Imagen de referencia.
Salvadoreña que trabajaba en Cancillería y su marido engañan a joven costarricense para quedarse con su bebé

En el Tribunal Cuarto de Sentencia de San Salvador se ventila el proceso contra una pareja que engañó a una mujer de Costa Rica para quedarse con su bebé. La Fiscalía General de la República (FGR) acusa a la pareja de trata de personas en modalidad de adopción fraudulenta, suplantación del estado familiar y falsedad ideológica.

De acuerdo con las autoridades, el incidente ocurrió en el año 2017, cuando Claudia Esperanza Aguilar Garza y Nils Sjard Schultz contactaron por redes sociales a una mujer embarazada de Costa Rica para un proceso de adopción, incluso llegaron hasta tierras ticas para formalizar contactos. La pareja la engañó para que viniera a El Salvador.

Según explicaron las autoridades, la imputada elaboró una carta falsa diciendo que se le había otorgado a la víctima una pasantía en el país, con la que engañó a la víctima y a la madre de la misma para que la dejara venir a El Salvador para iniciar el proceso. 

"Esa carta la mandó a la víctima y la víctima engañó a su madre en Costa Rica y la madre creyendo que en efecto el Estado de El Salvador le había dado esa pasantía acá en el país pues le permite al viaje", explicó una de las fiscales del caso. 

La mujer salvadoreña, que era empleada del Ministerio de Relaciones Exteriores, aprovechó su posición para que la carta pareciera creíble y que no hubiera ningún tipo de sospechas. Ya en el país, la pareja llevó a la mujer a punto de dar a luz a un hospital para seguir con el plan. 

“Al momento de dar a luz, los imputados la registran en un hospital privado de San Salvador con el nombre de la imputada, para efectos de que la recién nacida saliera como hija de los imputados, es así como logran conseguir el registro del estado familiar donde ellos de una manera fraudulenta aparecían como los padre biológicos, luego de eso la Fiscalía recibe denuncia por un familiar y se inicia la investigación”, dijo la jefa de la Unidad Especializada de Delitos de Trata Ilegal de Personas de la FGR, Yanira Violeta Olivares.

En medio de las investigaciones se dio con el paradero de la menor y se giraron las órdenes administrativas. El Sistema de Protección Salvadoreño entregó a la bebé a su abuela en Costa Rica y el ministerio público acusó formalmente a Aguilar Garza y a Schultz.

“La Fiscalía cuenta con diversos elementos probatorios, entre ellos pruebas de ADN que establece la verdadera filiación de la bebé, peritajes realizados a la prueba de ADN, asistencias internacionales que se pidieron a Costa Rica y entrevistas a víctimas y testigos que se hicieron”, indicó Olivares.

La Ley Especial Contra la Trata de Personas establece sanciones de 10 hasta los 14 años pero se establecen ciertas agravantes que la podrían hacer llegar hasta los 20 años.

Comentarios