• Diario Digital | viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 22:47

Judiciales - Caso de intolerancia

Se insultaron y golpearon por una pelota: pleito entre vecinas terminó en los juzgados

Ocurrió en Santa Ana cuando el hijo de una de ellas jugaba fútbol en el pasaje donde reside.
pelea de señoras
Foto de carácter ilustrativo. Archivo EST.
Se insultaron y golpearon por una pelota: pleito entre vecinas terminó en los juzgados

El pleito que hubo entre vecinas pasó de los insultos a los golpes y finalmente terminó en los juzgados de Santa Ana donde al ser encaradas ante el juez no les quedó de otra que conciliar; todo ocurrió por una pelota de fútbol con la que jugaba el hijo de una de las mujeres en el pasaje donde residen.

Los hechos por los cuales dos mujeres fueron llevadas a los tribunales ocurrieron la noche del 14 de agosto de este año cuando en una colonia de Santa Ana el hijo de una tercera mujer jugaba fútbol en el pasaje donde reside. Fue en ese momento cuando Rosario, de 68 años, salió de su casa a quitarle el balón.

Eso generó que la madre del niño –una mujer de 28 años de nombre Claudia– fuera a reclamarla; sin embargo, consta en la información judicial que la señora no la quiso entregar y fue entonces cuando las mujeres pasaron a los insultos y a la advertencia de ésta última que “si no se iba la sacaría a golpes”.

Con un palo la golpearon

“Así fue como agarró un palo de su jardín y golpeó a la víctima. Luego, ésta se defendió y en ese momento Rocío –una joven de 19 años que estaba a favor de la señora de 68 años– intervino golpeando con un palo a la víctima”, detallaron fuentes judiciales.

Debido a las lesiones que le provocaron a la víctima, las dos mujeres fueron acusadas en los juzgados del delito de lesiones.

Ya ante el juez del caso –durante la audiencia inicial– las tres mujeres decidieron conciliar y arreglar las diferencias por la vía pacífica no sin antes cumplir con las siguientes medidas: que tanto la joven como la anciana respeten a la víctima, que no se le acerquen, no le dirijan la palabra y que si la encuentran en la calle eviten hablarle.

De no cumplir con lo antes señalado, el juzgado advirtió que “Para el cumplimiento de los acuerdos se fijó un plazo de tres meses; se les hizo saber a las imputadas que en caso de incumplimiento sin justa causa a lo acordado en la audiencia del acuerdo conciliatorio al que llegaron, el procedimiento continuará como si no se hubiera conciliado de conformidad a lo establecido en el Artículo 39, inciso 4, del Código Procesal Penal”.

Comentarios