• Diario Digital | martes, 25 de enero de 2022
  • Actualizado 02:34

Judiciales - Intolerancia

Pleito entre vecinas de Soyapango llegó a juzgados, una le golpeó la cara y le destruyó el celular

Debido a que no hubo conciliación, el juez le ordenó a una de las mujeres no acercarse a la otra. 
Pleito entre vecinas
Imagen de referencia.
Pleito entre vecinas de Soyapango llegó a juzgados, una le golpeó la cara y le destruyó el celular

Los problemas entre dos vecinas residentes en la urbanización Prados de Venecia, en Soyapango, generó que una golpeara en el rostro de la otra y le destruyera su celular.

Los hechos ocurrieron en la tarde del 21 de enero de este año cuando una de las vecinas le salió al paso a la otra para reclamarle por malos entendidos, los cuales no fueron detallados por las autoridades.

Fuentes judiciales informaron que en esa ocasión una de las mujeres pasó de los reclamos a las agresiones, al punto que golpeó el rostro de la otra al tiempo que le destruyó el celular de aproximadamente $150, según las estimaciones de la dueña.

Como no pudieron resolver sus diferencias por la vía pacífica, ni por las agresiones, ambas fueron a parar al Juzgado Primero de Paz de Soyapango donde enfrentaron audiencia inicial.

Una de ellas fue acusada de los delitos lesiones y golpes, así como de daños, según la información judicial.

Quien recibió los golpes en el rostro y la destrucción de su teléfono solicitó al juez que la vecina agresora le reembolsara lo que gastó para repararlo.

Aún en los tribunales las mujeres continuaron sus diferencias al punto que una de ellas no quiso conciliar.

En vista que las vecinas no llegaron a un acuerdo el juez decidió enviar el caso a juicio por el delito de lesiones y agresiones, etapa en la que serán presentadas las pruebas para determinar si hay culpabilidad o no de las agresiones físicas.

Además, por causar daños el juez ordenó restricciones (medidas cautelares) a una de las mujeres, es decir, que no irá a prisión pero tiene prohibido salir del país, cambiar de domicilio y deberá presentarse a firmar cada 15 días al dicho juzgado.

Para evitar que ocurra otra escena de pelea, una de las vecinas tiene prohibido acercarse a la otra bajo ninguna circunstancia, así lo ordenó el juez.

Comentarios