• Diario Digital | Viernes, 19 de Abril de 2019
  • Actualizado 16:24

Judiciales - SAN MARTÍN

Policía se hace el muerto para escapar de pandilleros que lo habían herido en el rostro y espalda

Hacerse el muerto le salvó la vida frente a una jauría de 10 pandilleros de la Mara Salvatrucha. 

El agente y su familia nunca regresaron a vivir a San Martín.
El agente y su familia nunca regresaron a vivir a San Martín.
Policía se hace el muerto para escapar de pandilleros que lo habían herido en el rostro y espalda

Un policía tuvo que fingir estar muerto para librarse de un nutrido grupo de pandilleros que le dispararan en el rostro y en la espalda cuando regresaba a su vivienda en una colonia de San Salvador.

Cristóbal (nombre modificado por seguridad) es un agente con 10 años de servicio que tras el ataque perpetrado por Cristian Kevin Martínez quien junto a 10 compinches lo torturaron por el trabajo que tiene.

"¿Verdad que vos sos jura?", fue la pregunta con la que los delincuentes interceptaron al agente el 26 de mayo de 2017, día en el que había salido de licencia y esperaba descansar junto con su esposa e hija,

Nervioso, el agente negó que su trabajo fuera el de policía, algo que alteró a Martínez quien le exigía a otros los dos pandilleros que apuntaban al rostro de la víctima que la ejecutaran rápidamente.

El primer disparo ejecutado por un pandillero identificado como Roberto impactó en el pómulo de Cristóbal quien inmediatamente cayó al suelo e intentó sacar su arma, pero esta había caído lejos. Mientras buscaba la pistola un segundo proyectil impactó en su humanidad.

Los dos disparos hicieron creer a los malhechores que su trabajo estaba culminado, Cristóbal quedó tendido sin respirar y sin moverse, así lo constató uno de los atacantes quien recogió la pistola del agente y dio el aval para que sus compinches se retiraran del lugar.

El escape

Cuando los delincuentes comenzaron a alejarse, Cristóbal se levantó y comenzó a correr sin importarle las heridas de gravedad que le causaron sus verdugos que al verlo con vida lo intentaron seguir sin tener éxito.

El policía logró llegar hasta su casa en la que fue auxiliado por su compañera de vida quien llamó al 911 para que la víctima fuera trasladada a un centro asistencial donde se recuperó, pero ya nunca regresaron a esa colonia.

Cristóbal comenzó una nueva vida junto a su familia, pero aseguró que las heridas provocadas por los delincuentes aún lo afectan y que no se siente al 100% para ejercer su trabajo.

Durante la investigación, el agente logró identificar a todos los que habían participado en el hecho, especialmente a Martínez quien fue capturado y señalado como el principal responsable del intento de homicidio.

Actualmente, el pandillero se encuentra recluido en el centro penal de Chalatenango y durante el juicio realizado a través de una videoconferencia señaló que no había participado en los hechos como la víctima lo decía, ya que durante esa hora estuvo trabajando como auxiliar de albañilería en una empresa de transporte.

El juzgado del Segundo de Sentencia de San Salvador señaló que existían suficientes indicios que vinculaban como coautor en el intento de homicidio contra el agente por lo que determinó que debía de cumplir una pena de 20 años de prisión.

Comentarios