• Diario Digital | martes, 17 de mayo de 2022
  • Actualizado 04:11

Judiciales - Juzgado por acoso cibernético

Profesor gay pedía videos íntimos a un joven de 17 años al que acosaba por Facebook

La madre de la víctima le regaló un celular cuando cumplió años; al escuchar las constantes notificaciones en el teléfono del joven descubrió que se trataba de un maestro que le pedía videos de sus órganos genitales.

Facebook
Profesor gay pedía videos íntimos a un joven de 17 años al que acosaba por Facebook

El teléfono celular que Antonio (nombre cambiado por protección) recibió de su madre por su cumpleaños se convirtió en el anzuelo perfecto para que el joven ses convirtiera en víctima de acoso sexual por parte de un profesor de Ciencias Naturales del centro escolar del caserío El Mojón de San Martín, al oriente de San Salvador.

Apenas unos días después de recibir su preciado regalo, Antonio comenzó a recibir mensajes insinuantes que pasaron a acosadores por parte de Edwin G., un hombre de 40 años quien también da clases de fútbol en la escuela.

El maestro conoció a la supuesta víctima en marzo de 2016, cuando se vieron por primera vez en el centro comercial Plaza Mundo, en Soyapango.

Según reza ene el expediente judicial, ese día, Antonio se reunió en la cancha de basquetbol de la colonia Guadalupe con un amigo quien le pidió que lo acompañara al centro de compras, debido a que iría a recoger un pago. Efectivamente, los jóvenes fueron al lugar acordado, el amigo presentó a Ernesto con Edwin G. y este último entregó un dinero.

En ese mismo mes, el docente envió a Ernesto una solicitud de amistad a través de la red de amigos Facebook y este la aceptó.

Desde ese momento, el hombre le empezó a escribir mensajes instantáneos por el “chat” a la supuesta víctima. Tres meses después, García comentó en una de esas conversaciones que es homosexual y le cuestionó si lo discriminaría por ello. La respuesta de Ernesto fue un “no”.

Los regalitos que terminaron en acoso

Al ver que el joven aceptó su preferencia sexual, el sujeto empezó a solicitarle fotografías de sus genitales y por su insistencia, Antonio le envió una imagen que descargó de Internet.

Luego llegaron las invitaciones para salir a comer.

En una ocasión el maestro le ofreció a la supuesta víctima unos zapatos y una calzoneta a cambio de que le enviara un video en donde le mostrara su área genital, pero –según dicta el expediente del caso- el joven no accedió.

El 3 de octubre de 2016, Antonio cumplió años y su madre le regaló un teléfono celular, sin pensar en lo que descubriría.

Tan pronto Antonio recibió su regalo y activó las aplicaciones de redes sociales, el aparato comenzó a sonar insistentemente, lo que llamó la atención de la mujer que le pidió a su hijo que le mostrara los mensajes que recibía. Ahí se dio cuenta que Edwin G. lo había citado para el día siguiente.

Al enterarse de la situación, la mujer decidió interponer la denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR), que comenzó una investigación contra el docente hasta llevarlo a los tribunales y acusarlo judicialmente por el delito de corrupción de niñas, niños y adolescentes a través de las tecnologías de la información.

El proceso judicial indicó desde un inicio que el profesor -con 20 años de experiencia en la docencia- tiene con al menos 14 cuentas diferentes creadas en Facebook. Él, sin embargo, niega que tales perfiles sean suyos.

El caso llegó en un primer momento al Tribunal Quinto de Sentencia de San Salvador, mismo que el 20 de junio de este año lo absolviera del delito.

Sin embargo, Fiscalía interpuso un recurso de apelación contra la sentencia dictada por el juez y 12 días después la Cámara Segunda de lo Penal admitió la solicitud del ente fiscal. Actualmente el caso está en el Tribunal Tercero de Sentencia.

El 21 de febrero de 2018 Edwin G. enfrentará una nueva audiencia de vista pública para conocer si queda libre o no del delito por el que se le acusa. Mientras tanto, actualmente goza de medias sustitutivas a la detención.

Comentarios