• Diario Digital | lunes, 30 de noviembre de 2020
  • Actualizado 12:28

Judiciales - Santa Ana

Sentenciado a prisión por el asesinato de una enfermera de Metapán

El asesino, un excompañero de bachillerato, deberá pagar 26 años en la cárcel.
Foto: Policía Nacional Civil (izq) y El Salvador Times archivo (der).
Foto: Policía Nacional Civil (izq) y El Salvador Times archivo (der).
Sentenciado a prisión por el asesinato de una enfermera de Metapán

Víctor Alfonso Vides Valle fue declarado culpable por el Juzgado Especializado de Sentencia para una Vida Libre de Violencia y Discriminación contra la Mujer de Santa Ana por el asesinato de la enfermera Ruth Ester Rivas Mojica, y fue enviado a la cárcel para purgar 26 años de condena.

El motivo del crimen, según las investigaciones de las autoridades, fue que ella se negó a tener relaciones sexuales con él.

Las autoridades establecieron que el 27 de septiembre la enfermera salía del hospital de Metapán ya que su novio estaba ingresado, cuando a eso de las siete de la noche Vides Valle, un excompañero de bachillerato, la saludó desde su motocicleta.

El sujeto la convenció para subir a la moto y salieron con rumbo al caserío Mal Paso, de la carretera que conduce a la frontera de Anguiatú; durante el viaje le propuso tener relaciones sexuales, pero ella se negó.

Enojado por el rechazo, Vides Valle empujó a la enfermera a unos matorrales donde la violó y después la golpeó con el casco de la moto hasta dejarla inconsciente, la abandonó y regresó tres horas después para colocar el cuerpo en medio de la carretera simulando que había sido víctima de un accidente de tránsito. El hombre no se fijó que Ruth no había muerto, sino que estaba agonizando.

Una persona alertó al sistema de emergencias 911 que en la carretera a la frontera de Anguiatú había una mujer atropellada (Ruth), que fue llevada por los agentes al hospital donde terminó muriendo por la gravedad de las lesiones.

Los fiscales de la Unidad de Atención Especializada para las Mujeres explicaron en el juicio que el caso se logró resolver en un 90% gracias al uso de la tecnología como la activación de antenas de telefonía y cámaras de videovigilancia.

Las cámaras de videovigilancia y de comercios y del hospital captaron a Vides Valle interviniendo a la mujer cerca del hospital antes de llevarla en la moto, así como durante el viaje, mientras que por las antenas se comprobó que iban juntos.

El sujeto recibió una pena de 26 años de cárcel por el Juzgado y debe pagar $1,000 en concepto de responsabilidad civil.

Comentarios