• Diario Digital | jueves, 18 de abril de 2024
  • Actualizado 13:26

Judiciales

“¿Sos pandillera, tenés tatuajes?”, le preguntó mientras le ponía un cuchillo en el cuello e intentaba violarla

El presunto violador es señalado por dos casos que ocurrieron en la carretera de Oro, a la altura de Ilopango; la Fiscalía cree que puede ser responsable de otros casos.

violador de San Bartolo
Foto: Fiscalía General de la República
“¿Sos pandillera, tenés tatuajes?”, le preguntó mientras le ponía un cuchillo en el cuello e intentaba violarla

Un presunto violador está por enfrentar el juicio por dos casos que lo tienen en prisión desde hace casi un año y que tuvieron como escenario la carretera de Oro, a la altura del municipio de Ilopango.

Jaime Arturo Carballo, de 36 años, es señalado de haber agredido sexualmente a dos mujeres a las que interceptó cuando caminaban solas por esa zona. Los hechos que se le imputan habrían ocurrido en julio de 2016.

Según la acusación fiscal, el hombre interceptó a Kenia (nombre cambiado por seguridad) cuando se bajaba de un bus. Se le acercó por la espalda y la tomó del cabello al tiempo que le puso un cuchillo en el cuello para someterla.

“¿Sos pandillera, tenés tatuajes?”, le cuestionó con un tono de ansiedad mientras intentaba levantarle la blusa para verificar que no tuviera ninguna marca de grupos criminales.

El hombre obligó a Kenia a caminar hasta una zona oscura y llena de matorrales.

En el expediente fiscal consta que en su intento por defenderse, la supuesta víctima logró darle un golpe en la cara a Carballo, quien reaccionó con otro golpe, esta vez utilizando el cuchillo que llevaba. La mujer cayó al suelo y el atacante le quitó la ropa.

Semidesnuda, la mujer no dejaba de luchar y fue en ese momento que un hombre que pasaba por la zona escuchó lo que ocurría y se acercó a verificar qué pasaba. Carballo salió huyendo con el celular y la cartera de la mujer.

Un nuevo ataque

El 30 de julio, apenas dos semanas después del hecho anterior, a Carballo lo señalan de ser el responsable de otro ataque similar. Esa vez su víctima fue Griselda, a quien tomó por el cuello y la llevó a una zona apartada.

La acusación indica que Carballo sentó a su víctima y le quitó el celular y la cartera, de la que le sustrajo cinco dólares. Después se bajó los pantalones y la violó; también intentó que la mujer realizara otras prácticas sexuales pero ella se negó a pesar del miedo que sintió por lo que pudiera pasar con su vida.

El hombre se levantó y comenzó a caminar hacia la calle. Griselda salió corriendo del lugar dando gritos de auxilio que alertaron a dos hombres que circulaban por la zona, quienes intentaron agarrar a Carballo pero este logró escapar.

La mujer interpuso la denuncia y Carballo fue capturado en septiembre pasado la misma zona de los ataques.

Según la Fiscalía, Carballo podría ser responsable de otras violaciones cometidas en la zona, aunque de momento, el imputado es procesado solo por estos dos casos en el juzgado Segundo de Sentencia de San Salvador, que está próximo a celebrar la audiencia en su contra.

Aclaración

Comentarios